Método Alfa

Método Alfa

By MetodoAlfa.com
Un viajero en la permanente búsqueda del camino ideal, del conocimiento, del empoderamiento del ser, descubriendo día a día nuevos conocimientos que me permiten mejorar la conexión con mi consciencia y sanar, sanando a otros.
Mi propósito es la oratoria, la escritura como compañera, siempre con el objetivo de llevar calma a otros seres humanos que se encuentran en caminos similares, caminos de búsqueda, de intención, de sanación interior. Disfruto ver el impacto positivo en la vida de aquellos quienes me permiten compartir mis conocimientos y aprendizajes.
Where to listen
Breaker Logo
Google Podcasts Logo
RadioPublic Logo
Spotify Logo
Currently playing episode

Una bendición o tu perdición: ¡tú eliges!

Método Alfa

Go to next audioGo to next audio
Go to prev audioGo to prev audio
1x
El hoy es todo lo que tienes: ¡aprovéchalo!
El pasado ya no nos pertenece: quedó atrás y nada de lo que hicimos lo podemos modificar. El futuro no ha llegado y, lo más importante, no tenemos la certeza de que lo vamos a disfrutar. Lo único que nos queda, lo único que en realidad poseemos, es el presente. Para bien o para mal, es todo lo que tenemos, nada más. Sin embargo, nos empeñamos en revivir el pasado, en anticipar el futuro. El ser humano suele ser contradictorio: atesora riquezas que no aprecia; lucha por conseguir cosas que no necesita y, cuando las alcanza, las desprecia; está rodeado de personas y situaciones maravillosas a las que no les da la importancia que ameritan. Vivimos presos de los miedos, de las creencias condicionantes, de las ataduras que nos impiden movernos, ir tras nuestros sueños. Después culpamos a nuestra pareja, al compañero de trabajo, al vecino que nos cruzamos en la calle, al alcalde de la ciudad, al presidente de la República, al petróleo, al clima, en fin… Todo lo que nos rodea, todo lo que hace parte de nuestra vida, pero de lo que no podemos tener el control, es susceptible de ser responsabilizado. Somos expertos en el arte de eludir las responsabilidades.
07:00
March 29, 2020
5 claves para alcanzar el bienestar
Una de las razones por las cuales muchos seres humanos jamás consiguen lo que quieren es, simplemente, porque no saben lo que quieren. Todos queremos ser exitosos, pero ¿sabemos en realidad qué es el éxito? Todos queremos una vida en abundancia, pero ¿sabemos en realidad qué es la abundancia? Igual sucede cuando, por ejemplo, nos referimos al bienestar: ¿qué es eso? La verdad es que estamos confundidos. Creemos que el éxito es ganar mucho dinero, ser personas reconocidas y ostentar una posición social destacada. Eso es, al menos, lo que nos enseñan en la niñez, el mensaje equivocado que, a punta de repeticiones, graban en nuestra mente. Y nos lo creemos, lo ponemos en práctica, pero un día, uno cualquiera, nos damos cuenta de que es un error.
08:53
March 29, 2020
¿Destino o casualidad? ¡No, es causalidad!
Cada día, sin falta, vivimos eventos que no tienen explicación o que, dentro de nuestro conocimiento y experiencia, no sabemos explicar. Situaciones sencillas, como encontrarte en la calle con un viejo amigo, de la época del colegio, al que no veías hace años, pero al que tenías en tu memoria recientemente, o sufrir un pequeño accidente en la casa mientras hacías un arreglo. Algunas personas dicen que se trata de coincidencias, mientras que otras tantas hablan de destino. Recurramos al Diccionario de la Lengua Española (DLE), a ver si nos puede ayudar. En sus páginas, se define casualidad como “la combinación de circunstancias que no se pueden evitar o prever”, una definición que les daría parte de la razón a quienes creen que estamos sujetos a fuerzas extrañas.
08:23
March 26, 2020
La confianza: una virtud, una habilidad, una actitud
¿Alguna vez te preguntaste cuán distinta sería tu vida si tuvieras confianza en ti? Te lo digo porque los seres humanos, todos, estamos convencidos de que confiamos en nosotros mismo, pero no es así. De hecho, si analizas algunas de tus decisiones, algunos de tus comportamientos, algunos de tus hábitos, te darás cuenta de que esa confianza es débil y, peor aún, de que está condicionada. La confianza es la seguridad que el ser humano tiene en algo o en alguien. El Diccionario de la Lengua Española (DLE) nos dice también que es “Ánimo, aliento, vigor para obrar”. Lo curioso de esta virtud es que comienza de manera inconsciente, casi instintiva, pero en algún momento se traslada a plano racional y se convierte en algo consciente, es decir, en una elección propia.
08:09
March 25, 2020
Tú eres el arquitecto (el protagonista) de tu propia vida
La vida es una construcción permanente, ¿lo sabías? Cada día, todos los días, tenemos la misión de avanzar hacia aquello que deseamos, aunque sea un poco. Es como construir un gran edificio: tienes que avanzar bloque a bloque, con paciencia, y solo con el paso del tiempo ves cómo tu obra va tomando forma. Tú eres el arquitecto de tu propia vida, el responsable de lo que ocurre en ella. Una de las realidades más apremiantes del ser humano en este siglo XXI es aquella de las creencias limitantes: somos como somos porque alguien nos programó así. Nadie, absolutamente nadie escapa de esa realidad y, por eso, vemos tantas personas que deambulan por la vida sin saber qué hacer, para dónde van o por qué están ahí. Son edificios construidos por otros, un diseño ajeno.
07:38
March 24, 2020
Abre la puerta correcta y comienza a vivir con abundancia
¡Juventud, divino tesoro! Cuando eres, joven, quieres comerte el mundo. Te sientes invencible, crees que lo puedes resistir todo y estás seguro de que nada puede derrumbarte. Después llega la vida y te da una fuerte bofetada, te tira al piso, se relame con tu dolor y se ríe de tus desdichas. ¿Por qué? ¿Qué pasó? ¿Por qué a mí? ¿Qué hice mal? Estas son las preguntas que te atormentan. Sí, yo, Pablo Vallarino, lo confieso: cuando era adolescente, me creía invencible. Y, la verdad, tenía razones para creerlo: en casa no faltaba nada, tenía una vida normal y soñaba con un futuro lleno de alegrías y éxitos. Sin embargo, un día descubrí cuán frágil era: ¡todo se derrumbó!, como aquel popular tema interpretado por el mexicano Emmanuel. ¡Todo se derrumbó dentro de mí! https://metodoalfa.com/abre-la-puerta-correcta-y-comienza-a-vivir-con-abundancia
08:17
March 23, 2020
Cómo soltar el lastre de la autoexigencia y dejar de competir contigo mismo
El mundo es lo suficientemente duro, ¿lo sabías? La vida ya incorpora suficientes dificultades, ¿lo sabías? Gestionar tu vida para alcanzar lo que deseas es un trabajo agotador, ¿lo sabías? En el fondo de nuestra mente, todos lo entendemos. Sin embargo, nos hemos inscrito en una loca carrera que no tiene fin: la de la autoexigencia. ¡Nunca estamos conformes con lo que somos o tenemos! Recuerdo que cuando estaba chico me decían que tenía que ser mejor que mis hermanos, que mis primos, que el vecino, que el compañero del colegio. Mis notas debían ser mejores, yo tenía que ser más popular. “¡No te puedes quedar atrás!”, me repetían una y otra vez. En vez de la vida de un niño, yo tenía una competencia sin tregua: competía contra todo y contra todos, contra mí.
07:12
March 22, 2020
¿𝐒𝐚𝐛𝐞𝐬 𝐥𝐨 𝐪𝐮𝐞 𝐞𝐬 𝐞𝐥 𝐞𝐟𝐞𝐜𝐭𝐨 𝐧𝐨𝐜𝐞𝐛𝐨?
𝑳𝒆𝒔 𝒄𝒐𝒎𝒑𝒂𝒓𝒕𝒐 𝒍𝒂 𝒇𝒓𝒆𝒄𝒖𝒆𝒏𝒄𝒊𝒂 𝒃𝒊𝒏𝒆𝒖𝒓𝒍𝒂𝒍 𝑨𝒍𝒇𝒂 𝒅𝒆 2 𝒉𝒐𝒓𝒂𝒔 𝒑𝒂𝒓𝒂 𝒑𝒐𝒅𝒆𝒓 𝒃𝒂𝒋𝒂𝒓 𝒆𝒍 𝒓𝒊𝒕𝒎𝒐 𝒅𝒆 𝒏𝒖𝒆𝒔𝒕𝒓𝒐 𝒄𝒆𝒓𝒆𝒃𝒓𝒐 𝒚 𝒍𝒐𝒈𝒓𝒂𝒓 𝒄𝒐𝒏𝒄𝒆𝒏𝒕𝒓𝒂𝒓𝒏𝒐𝒔. 𝑹𝒆𝒄𝒖𝒆𝒓𝒅𝒆𝒏 𝒒𝒖𝒆 𝒔𝒐𝒍𝒐 𝒇𝒖𝒏𝒄𝒊𝒐𝒏𝒂 𝒄𝒐𝒏 𝑨𝑼𝑹𝑰𝑪𝑼𝑳𝑨𝑹𝑬𝑺. 𝑳𝒆𝒔 𝒅𝒆𝒔𝒆𝒐 𝒍𝒐 𝒎𝒆𝒋𝒐𝒓. 𝑺𝑰𝑬𝑴𝑷𝑹𝑬 https://www.youtube.com/watch?v=bRaHvwVJl5E&feature=youtu.be
12:21
March 21, 2020
¡Cuidado!, quizás duermes con tu enemigo.
“Si crees que puedes, tienes razón. Si crees que no puedes, también tienes razón”. Esta es una famosa frase de Henry Ford, “el fundador de la compañía Ford Motor Company y padre de las cadenas de producción modernas utilizadas para la producción en masa”, según lo define Wikipedia. Una mente brillante, un adelantado a su tiempo y, sobre todo, un hombre sabio. Nació en una granja en lo que por aquel entonces (1863) era el occidente de Detroit (la capital mundial del automóvil) y murió a los 83 como un multimillonario filántropo. Su éxito, sin embargo, fue ir contra la corriente, oponerse a lo que todos daba por hecho y atreverse a intentar algo nuevo, algo distinto. ¿El resultado? Logró transformar el mundo y dejó un legado imperecedero. “Cuando algo parezca ir en tu contra, recuerda que el avión despega con el viento en contra”, fue otra de las frases célebres de este personaje. Si al menos día de por medio (uno sí, uno no) cada uno de nosotros aplicara esta máxima, ¡cuán diferente sería el mundo! Y mejor, por supuesto. Sin embargo, nos conformamos con dejar que la corriente nos lleve “porque ese es nuestro destino”.
07:30
March 21, 2020
Lo mejor que tienes, eres tú: ¡quiérete!
¿Te ha pasado alguna vez que te paras frente al espejo y la persona que está frente a ti no eres tú? Bueno, no de manera exacta, sino figurada, pero real. A todos, sin excepción, nos ocurre alguna vez en la vida; a muchos, dolorosamente, les sucede toda la vida. Son aquellas personas que requieren urgentemente la aprobación de otros en cada una de las actividades que realizan. Una de las creencias limitantes más poderosas y aterradoras del caduco modelo educativo en el que crecimos las últimas generaciones del siglo XX es aquella de querer complacer a los demás. Desde niños, papá y mamá, a veces también tus hermanos mayores y los abuelos, te dicen si esa ropa que llevas te luce bien, si tu peinado es el adecuado, si tus amigos son los que te convienen. Después, cuando creces y ya no les paras bolas a tus familiares, es tu pareja o tu jefe, o tus compañeros de trabajo, los que te marcan las pautas. De cómo vestirte, de con quién salir, de qué comer, de qué actividades debes realizar en tu tiempo libre, de cómo comportarte. En la práctica, todo lo que haces está determinado por otros, aunque inconscientemente tu creas que elegiste.
07:59
March 19, 2020
La ira: el virus mas letal
Estudios realizados en varios países del mundo, tanto en Europa como en América, dan cuenta de que la ira es considerada ya no una emoción, sino una enfermedad letal. Por cuenta de este impulso, para muchos es incontrolable, ocurren tragedias: esposos que matan a su pareja en medio de una discusión, amigos que se atacan entre sí o simples desconocidos que se dejan llevar por la ira. Cada día, por doquier, las secciones judiciales de los medios de comunicación están infestadas de casos de personas comunes y corrientes, buenas personas, que no pudieron controlar la ira y cometieron algún hecho lamentable, quizás alguno del que no les alcanzará la vida para arrepentirse. “No era yo en ese momento: no sé qué me pasó, porque soy una buena persona”. Esa es una frase que escuchamos repetidamente, ante las cámaras de los medios o en las audiencias judiciales. Sin embargo, ya no hay remedio: esas personas pagan las consecuencias de sus actos en los que pudieron perderse vidas, o se destruyeron familias o relaciones de años. Lo peor es que los ataques de ira son cada vez más frecuentes y por motivos cada vez más simples.
07:43
March 17, 2020
El arte de lidiar con las expectativas y salir airoso
Una de las principales fuentes de infelicidad del ser humano, y el origen de otros problemas como la ausencia de abundancia, de prosperidad y de éxito, es que estamos convencidos de que la vida nos debe. Sí, creemos que la vida no nos compensa lo que le damos, que no nos brinda lo que le pedimos, que está en deuda permanente. Es por culpa de las benditas (¿o malditas?) expectativas. Las expectativas son algo natural en el ser humano, especialmente por su afán de saber qué pasará mañana (el futuro) o por su tendencia a pretender que la vida sea perfecta. Sin embargo, ninguna de estas dos opciones es real: nunca sabremos qué nos depara el futuro y nunca vamos a tener la vida ideal, sin complicaciones o dificultades. ¿Y qué tal una vida sin expectativas? Lo primero que hay que decir es que las expectativasson aprendidas y programadas en nuestra mente. Sí, nos las transmiten desde que somos niños y nos las refuerzan a lo largo del resto de la vida. “Tienes que ser un gran médico, como tu padre, como tu abuelo, como tus hermanos mayores”, le dicen al pequeño que ni siquiera sabe aún qué quiere hacer con su vida, que todavía no descubrió su propósito, dones y talentos.
07:31
March 9, 2020
Usa el poder de tu mente para lograr el éxito
Tú, amigo que tienes tu negocio, o estás comenzando un negocio, o que piensas comenzar uno, por favor no te olvides de contar con la más poderosa herramienta (o recurso), con la que te permitirá (o te impedirá) llegar adonde deseas. Es una herramienta que te dará la posibilidad de superar obstáculos (o te hará estrellarte con ellos) y que, en fin, será tu mayor aliada o, si así lo elijes, tu gran enemiga. ¿Sabes a cuál me refiero? A tu mente, esa coqueta y traviesa dama, caprichosa y poderosa, que tiene la capacidad de mover los hilos de nuestra vida a su antojo, si así se lo permitimos. Si tu mente no está alineada con tu negocio, si tienes dudas, si hay miedo, si las creencias limitantes impiden que tomes acción, si estás concentrado en lo negativo, si estás atado al pasado, nunca triunfarás. ¡Nunca! Y perdóname si soy tan contundente, pero hago esta afirmación con conocimiento de causa. Es decir, es algo que viví en carne propia durante buena parte de mi vida, un período en el que desperdicié mis dones y talentos, en el que divagué entre sombras y, como si estuviera perdido en un oscuro y tupido bosque, di vueltas en círculo una y otra vez, sin conseguir avanzar.
08:08
March 9, 2020
Cuando NO HACER se traduce en beneficios
No siempre se trata de lo que debes hacer. En la vida, y sobre todo en los negocios, en muchas ocasiones también se trata de lo que NO debes hacer. Y lo RESALTO BIEN GRANDE porque es algo que no puedes pasar por alto: si traspasas esa línea, ingresas a un terreno en el que estás expuesto a grandes riesgos, a obstáculos difíciles de superar y, en especial, al error y al fracaso. Durante gran parte de tu vida, en la niñez y la adolescencia, nos someten sin cesar a un bombardeo de NO: no hagas, no toques, no puedes, no sigas, no lo intentes y muchos más. Son mensajes con una poderosa carga negativa que se graban en nuestra mente y, más tarde, se manifiestan como obstáculos que no podemos superar, como miedos que nos paralizan. Después, no haces, no tocas, no puedes, no sigues, no lo intentas y, por eso, vives una vida de amargura porque dejaste que tus sueños se escaparan, porque desperdiciaste las oportunidades que se te presentaron. Y así se nos pasa la vida sin que seamos capaces de cambiar esa dolorosa realidad que solo nos conduce a la frustración, a cargar con pesadas culpas. ¡Es una tragedia!
07:45
March 5, 2020
Y tú, ¿sabes cómo enfrentar la montaña rusa emocional?
¿Estás listo para comenzar tu negocio? ¿Estás seguro de que tienes todo lo que necesitas? La respuesta, impulsiva, por cierto, fue un ¡sí!” que no por firme pudo esconder las dudas. Luciano estaba convencido de que había llegado su momento, se sentía empoderado, ya había dejado atrás algunas dificultades, pero de pronto se vio en un mar de incertidumbre que lo atormentó. “Sí, Pablo, tengo todo. Ya formalicé mi empresa, tengo la página web, ya contraté un experto para que me ayude con la estrategia en redes sociales y el producto, Pablo, el producto, es algo que no te imaginas: ¡una maravilla!”. El entusiasmo de este joven de 31 años era evidente: le brillaban los ojos cuando hablaba del tema y su conversación era dinámica, amena, cargada de alegría. A estas alturas de la vida, Luciano estaba decidido a sentar cabeza. Siempre había sido el consentido del abuelo, que le patrocinaba sus aventuras, que le cubría sus errores, que lo había malcriado. Sin embargo, Alfredo, el abuelo, sentía que no le quedaba mucho tiempo en este mundo y un día llamó a su nieto preferido y lo encaró. Ese fue el punto bisagra para Luciano.
07:53
March 3, 2020
La primera tarea de un emprendedor
Emprender un negocio propio debe ser la decisión más difícil de la vida. Lo digo por el calibre de las implicaciones: si fallas, si aciertas, si procrastinas. Sea cual sea el camino que elijas, tendrás que cargar con las consecuencias, lidiar con las culpas. No es fácil, lo sé porque lo viví en carne propia, pero también tengo la autoridad para decirte que, pese a las dificultades, es una gran bendición. El pasado quedó atrás, nada de lo que hice lo puedo cambiar y, por más que viví momentos dolorosos, por más que sufrí lo indecible, por más que expuse mi salud, por más que me estrellé una y otra vez, ser emprendedor es lo mejor que me ha sucedido en la vida. Es, sin duda, la mejor decisión que tomé en mi vida, a sabiendas de que tenía poco margen de error, de que corría riesgos. Antes de seguir, es pertinente hacer una aclaración: ¿qué entiendes por emprendimiento? Créeme que no es una cuestión menor. Para la mayoría de las personas, se trata de ser dueño de un negocio, de dejar de ese trabajo convencional que solo te produce infelicidad y convertirse en su propio jefe. Si eres de los que piensan así, amigo mío, déjame decirte pifias, que estás equivocado.
07:34
February 27, 2020
Porqué ser constante es una elección consciente
¿Cuántas veces lo has intentado? Mil y una veces. ¿Cuántas veces has fallado? Mil y una veces. No importa de qué se trata, si de adquirir hábitos saludables en la comida, si de establecer una rutina diaria de ejercicio, si de prepararte para mejorar tu emprendimiento, si de aprender un segundo idioma, si de alejarte de ese ambiente tóxico que te impide crecer. No importa: el resultado, tristemente, siempre es igual. Una de las situaciones más incómodas a las que se enfrenta cualquier ser humano es aquella de fracasar una y otra vez en lo que se propone. Es algo frustrante, que te llena de inseguridad, que te hace creer que no eres capaz, que te impulsa a tirar la toalla cada vez más rápido. El problema es que casi siempre vemos el problema donde no está, es decir, nos enfocamos en el resultado. ¿Cómo así? Por ejemplo, no logras tener un negocio exitoso y, entonces, piensas que eres un fracaso, que no tienes fuerza de voluntad, que no fuiste creado para esto, que al final es más sencillo tener un trabajo en relación de dependencia. ¿Lo ves? Estás enfocado en el resultado: no controlas las emociones, es una forma de esconder tus miedos, reincides porque te rodeas de las personas equivocadas.
08:03
February 25, 2020
La gran diferencia entre la teoría y la práctica
Cuando no haces nada, estás peor que cuando haces algo y resulta mal. Una de las situaciones más incómodas a las que se enfrenta una persona es aquella de sentir que su vida es vacía, que no puede avanzar hacia lo que quiere, que eso que desea se le escapa de las manos. Creemos que la vida nos lo arrebata, pero la mayoría de las veces, sin embargo, es nuestra responsabilidad. Una de las creencias limitantes más arraigadas en la cultura, especialmente en Latinoamérica, es esa de que cuanto nos sucede en la vida es fruto del destino, de un Dios, de las travesuras de los astros o, por último, de la casualidad. Y no es así, en ninguno de los casos: no somos marionetas del universo, a los que unos maquiavélicos terceros nos mueven a su antojo, caprichosamente. ¡No, no es así! Todo, absolutamente todo lo que sucede en tu vida, lo malo y lo bueno, lo positivo y lo negativo, es fruto de lo que haces. O, por supuesto, de lo que dejas de hacer. Más de esto último, repito. Te doy un ejemplo: si plantas un árbol y nunca más lo riegas, lo cuidas, él podrá mantenerse por un tiempo, pero llegará el momento en que se quiebre, se seque, deje de dar frutos.
08:23
February 20, 2020
¿Programados para SOBREVIVIR?
Desde antes de nacer, a todos nos van programando la mente (nuestro software) y luego concluyen el trabajo en la niñez y la adolescencia, aunque también en la edad adulta. Nos transmiten conocimiento que no nos sirve, creencias limitantes, miedos, frustraciones, recuerdos negativos, en fin. Antes de incorporar lo nuevo, debes borrar todo esto, limpiar la máquina y llenarla de lo que sí te sirve. ¿Y qué es lo que sirve?, te preguntarás. Para todo o para nada, depende de lo que tú decidas. Son herramientas, poderosas y efectivas, pero su utilidad solo se manifiesta si tú lo permites, si haces lo necesario: borrar tu mente y volverla a configurar con aquello que te hace bien, que te permite vivir una vida consciente, abundante, intencional, equilibrada, positiva, reflexiva y selectiva. Claudia todavía no sabe qué hacer con su vida y eso de reprogramar su mente le suena a lavado de cerebro(que no lo es, en ningún sentido). Mientras no acepte que necesita el cambio, no adquiera el conocimiento adecuado y, sobre todo, no aplique en su vida los 12 postulados del Método Alfa para reprogramar su vida, seguirá confundida, estancada, sobreviviendo, sin desarrollar su máximo potencial, sin disfrutar la vida, sin ser LIBRE. ¿Y tú? ¿Qué estas esperando?
08:03
February 18, 2020
Vivir sin un plan establecido, un desperdicio
Ese día, Miguel cumplía 42 años y, como era su costumbre, tenía armada una fiesta con sus amigos. Como buen fanático de la salsa, el baile y la música eran componentes importantes de la celebración, así como esas amigas que, como solía decir, “no saben decir no”. Sin embargo, una noticia inesperada y trágica le cambió los planes y, de paso, cambió la vida para siempre. En la tarde, mientras dormía la siesta después del almuerzo, Ramón, su padre, de 83 años, sufrió un infarto y murió. No se dio cuenta, nadie se dio cuenta. Fue Teresa, su hermana mayor, que cuidaba a su anciano padre, la que lo descubrió durmiendo plácidamente en la cama. Cuando lo llamó y no reaccionó, entró en pánico y llamó una ambulancia, pero ya nada se podía hacer. Los paramédicos, 20 minutos más tarde, confirmaron el deceso y la causa: un infarto fulminante. Cuando le sonó el teléfono, ya Miguel estaba en modo fiesta, con música a alto volumen y tomando una cerveza “para calentar”. La alegría se le fue al piso cuando escuchó a su hermana ahogada en llanto, con dificultad para articular las palabras: “se fue, Miguel, el viejo se murió”, le dijo.
08:25
February 13, 2020
La curiosidad, fuente inagotable de aprendizaje
Un día cualquiera, no resististe la tentación y, a pesar de las advertencias de tu madre, acercaste la mano al fogón caliente en la estufa. ¿Resultado? Un drama familiar que terminó en la sala de urgencias de la clínica, con quemaduras de primer grado que te dejaron una cicatriz y, también, una lección. Ah, por supuesto, también una reprimenda terrible y un castigo que jamás olvidaste. Nahuel, un sobrino, solo tenía 8 años y mucha curiosidad. Era un chiquillo inquieto, con los sentidos despiertos y siempre en busca de nuevas experiencias, de aventuras. Por eso mismo, con frecuencia se metía en líos, asumía riesgos que su nivel de consciencia no le permitían identificar. Como esa vez que se quemó en el fogón, porque no resistió la tentación y pagó un caro precio. Ese episodio ocurrió hace algunos años, pero Nahuel no lo olvida. Ahora, a punto de convertirse en un adulto, mantiene fresco el recuerdo. Claro, la cicatriz que quedó en su mano, y que es motivo de burlas y matoneo de sus compañeros en el colegio, le impide olvidar. “Tendrás que cargar con eso toda la vida, por no hacer caso”, es la sentencia que escucha de sus padres.
08:23
February 11, 2020
¿Quieres una vida de abundancia? Esto debes hacer
“Gran cantidad”, “Prosperidad, riqueza o bienestar”. Estas son las dos primeras acepciones que el Diccionario de la Lengua Española (DLE) nos brinda de la palabra abundancia. También nos dice que es “en gran cantidad, copiosamente” y, referido a lo material, a la popular expresión nadar en abundancia, “gozar de gran bienestar económico”. Es lo contrario a escasez, a falta (carencia). Hubo un día en mi vida en que lo tenía todo y no me daba cuenta. Tenía un techo y también un plato de buena comida en la mesa. Tenía una regadera y una cama blanda con abrigadas cobijas. Tenía un ropero lleno de prendas (muchas no las usaba) y tantos zapatos como para un ciempiés. Tenía muchos juguetes en el armario y todo cuanto necesitaba en el colegio. Pero, tenía más… Tenía unos padres que, a pesar de sus limitaciones y de sus carencias, utilizaron los recursos que poseían para darnos una educación a mí y a mis hermanos. Tenía una familia algo disfuncional, pero familia al fin, que me rodeaba y me amaba. Tenía muchos amigos, porque era popular, y la vida me sonreía. Tenía más, mucho más de lo que pudiera desear, pero no me daba cuenta.
08:36
February 7, 2020
El alto precio de no poner límites
Esa mañana, María sentía que tenía dos pies izquierdos y que se había levantado con uno de ellos (¿o los dos?). En otras palabras, estaba de malas pulgas, como se dice popularmente. No había podido dormir bien y se sentía cansada tanto mental como físicamente, en especial, lo primero. Y, para rematar, de nuevo, como cada vez lo hacía con mayor frecuencia, discutió con Ema. No eran agradables los últimos días de María, que sentía que el mundo se le venía encima. Había problemas en el trabajo, por la disconformidad de la mayoría de sus subalternos a raíz de algunas decisiones administrativas que ella implementó. En casa, mientras, la relación con su hija estaba cada vez más tensa y no comprendía ese arranque de rebeldía de la niña, ni qué lo motivaba. Y estaba cansada, agotada. “Voy nadando contra la corriente, Pablo, y siento que me ahogo”, me dijo al comenzar la sesión. Percibí un dejo extraño en su voz, como si estuviera a punto de romperse por dentro, como si quisiera teletransportarse a un mundo distinto donde reinaran la tranquilidad, la paz y la serenidad. La realidad, sin embargo, era como un volcán en erupción.
08:21
February 7, 2020
Ojalá algún día tomes las riendas de tu vida
El ser humano, tristemente, vive más de ilusiones que de certezas. Vivimos en función de ojalá cambiar un pasado que ya no existe y de ojalá nos suceda algo en un futuro que todavía no llegó. Es una incómoda situación a la que nos enfrentamos especialmente cuando desconocemos quiénes somos, cuánto valemos y cuál es el propósito de nuestra vida. ¡Toda una pesadilla! Nunca había prestado mi atención a esto, pero un día lo hice después de leer algo en internet. El dichoso ojaláes una de las palabras que pronunciamos con más frecuencia, cada día. Lo hacemos de manera inconsciente, automática, como si al decirla en voz alta se produjera algún fenómeno raro y se solucionaran nuestros problemas. Sin embargo, sabemos que no es así como ocurre. “Ojalá los exámenes médicos resulten bien”, “Ojalá el jefe acceda a subirme el salario”, “Ojalá pueda conquistar ese chico”, “Ojalá tenga suerte en la lotería”, “Ojalá mi equipo gane el título del campeonato”…, son pensamientos que tenemos todos los días. Es fruto de las creencias con que nos criaron y por cuenta de las que creemos que si deseamos algo con intensidad va a suceder.
07:44
January 30, 2020
Aliviana la carga para que puedas volar alto
Quizás sabes que mi ocupación principal era gestionar un negocio de turismo en Tandil, la ciudad donde nací y en la que vivo con mi familia. Cuando abrí esa empresa, fue un salvavidas en muchos sentidos, especialmente en lo económico y en lo personal. Hoy sigue siendo un importante sustento, pero, te lo confieso, si pudiera volver el tiempo atrás no empezaría ese negocio, ¡ni loco! ¿Por qué? Porque años más tarde descubrí cuál es la verdadera pasión de mi vida, cuál es el propósito por el cual llegué a este mundo: ayudar a otros a través de mi conocimiento, de mi experiencia de vida. Después de avanzar en el proceso de mi reinvención, de mi reconstrucción, me dediqué a apoyar a quienes requieren reprogramar su mente para tomar el control de su vida. Hubiera querido hacer eso desde siempre, pero la vida me llevó por otros caminos. Uno de ellos, este del turismo, una actividad a la que, en todo caso, le agradezco lo que me ha dado: el bienestar de mi familia. Además, me ha permitido el lujo y el placer de viajar por doquier, de conocer el mundo, otros países y otras culturas, otras formas de pensar y otras costumbres.
08:39
January 28, 2020
Tienes la vida que eliges, ¿lo sabías?
Cuando más desorientado iba por la vida, cuando más perdido estaba, cuando más daño me hacía a mí y se lo hacía a otros, lo que más trabajo me costó entender es que aquello que sucede en nuestra vida sale de nosotros. La vida nos brinda exactamente lo mismo que nosotros le dimos, aunque en proporciones distintas: si damos mal, nos devuelve mal; si damos bien, nos devuelve bien. Esa es una realidad muy difícil de aceptar, especialmente por estas hermosas tierras de Latinoamérica, en las que le atribuimos lo que nos sucede a cualquier factor externo. El destino, los astros, las estrellas, el clima, el horóscopo, las casualidades (travesuras del universo) o un ser supremo. Somos marionetas a merced de terceros extraños e invisibles. Así lo hemos creído durante siglos porque así se ha transmitido de generación en generación durante siglos. Atribuimos aquello que nos ocurre, tanto lo positivo como lo negativo, a algo externo. Y, ¿sabes cuál es el problema? Que de esa manera menospreciamos el poder que hay dentro de cada uno de nosotros, el poder de decidir qué hacemos con nuestra vida, qué queremos.
08:26
January 23, 2020
Cómo cerrar una herida emocional y dejar de sufrir
Dejar atrás, superar y seguir adelante. Aunque no nos damos cuenta, cada día, todos los días, acumulamos heridas. Algunas se curan rápido y solo nos dejan una cicatriz para que no olvidemos el motivo que la generó. Otras, en cambio, permanecen abiertas y nos provocan un sufrimiento que, con el paso del tiempo, se convierte en una carga pesada, difícil de llevar. ¿Qué hacer? El mundo moderno, en especial ahora que a través de las redes sociales el menor detalle es maximizado, es fuente constante de mensajes cargados de poder destructivo. El sexismo, la discriminación en sus diferentes facetas, el matoneo, la mentira y la calumnia vuelvan silvestres por doquier y hacen daño, mucho daño. Nos dejan heridas con las que tenemos que lidiar. Y, la verdad, no estamos preparados para hacerlo. ¿Por qué? Porque nos enseñan que el dolor es necesario y que hay que cargar con él, como si llegáramos a este mundo a pagar una penitencia, a saldar una deuda del pasado, de otra vida. Y no es así, por supuesto. El dolor es algo inevitable, algo propio de la vida, mientras que el sufrimiento es una opción, una elección que hacemos.
07:53
January 21, 2020
No permitas que la maldad te contamine
Si creíamos que había motivos para quejarnos de lo ocurrido en 2019, el 2020 comenzó recargado, con líos, problemas y tragedias por doquier. Devastadores incendios forestales en Australia, con incalculables e irreparables daños a la naturaleza; vientos de guerra que soplan en Oriente Medio y revueltas sociales que no cesan en diferentes puntos de nuestra querida Latinoamérica. No suelo estar conectado a los canales de noticias, a los medios de comunicación, porque hace varios años decidí dejar de contaminarme con sus mensajes tóxicos, destructivos y negativos. Por supuesto, este hábito mejoró ostensiblemente mi nivel de tranquilidad, mi paz interior y, lo mejor, me ayudó a concentrarme en lo que realmente vale la pena: mi vida, el bienestar de mi familia y poder empoderarme para empoderar a otros. De eso conversaba en estos días con unos familiares mientras nos tomábamos unos mates. Fue una charla agradable, con variados puntos de vista y una conclusión unánime: la maldad del ser humano. Y, antes de seguir, es pertinente que algo quede claro: nadie, absolutamente nadie, nace malo. La maldad es un producto terrenal, fruto de cómo las personas asumen y enfrentan la vida. Y también esconde una programación mental determinada por su entorno.
08:39
January 16, 2020
No es cuánto vales, sino por qué vales
Se acercan las vacaciones del verano en Argentina, una época en la que los días se hacen más largos y las aventuras brotan silvestres. Como, también, los conflictos familiares. María apenas se repone del desgaste que supusieron las fiestas decembrinas y ahora tiene en la puerta un problema que no sabe cómo resolver. Lo que más la incomoda es la fuente: su hijo Franco. “Pablo, tú sabes que Franco es un lucero, que a sus 13 años ese un niño es mi orgullo, en especial porque nunca me arma quilombos como su hermana Ema. Bueno, casi nunca”, comenzó María en la primera sesión de consultoría del 2020. Su rostro reflejaba el cansancio por el estrés acumulado en las últimas semanas del año pasado y denotaba la urgencia de hacer un corte para descansar. Como pocas veces, se veía distraída. Su mirada divagaba en el horizonte, perdida, como cuando uno está tirado en la playa mirando al infinito. Y también estaba abstraída, porque perdía el hilo de la conversación con frecuencia y me obligaba a repetirle lo que le acababa de decir. Y estaba nerviosa, sin poder mantener quietas las manos: jugaba con lo que estuviera a su alcance.
07:47
January 14, 2020
Tú tienes el poder de construir la vida que quieres
Uno de los aprendizajes más valiosos que adquirí en aquella dura etapa de mi vida en la que me di a la tarea de reprogramar mi mente fue aquel de entender, y asumir, que soy el dueño absoluto de eso que llamamos destino. Es decir, todo, absolutamente todo lo que me ocurre es fruto de las acciones que ejecuto, de las decisiones que adopto. Soy el único y total responsable de mi vida. Durante mucho tiempo, los años más tormentos y aleccionadores de mi vida, estaba convencido de que somos una especie de marionetas a las que el titiritero mueve a su capricho. De acuerdo con esa concepción, los seres humanos estamos sometidos a la suerte: ojalá nos corresponda un buen titiritero, uno que nos lleve a vivir experiencias grandiosas, que nos aleje de lo negativo. Sin embargo, no es así, por fortuna no es así. Si bien durante al menos los primeros 20 años de nuestra vida estamos bajo la égida de nuestros padres, mayores y maestros, a todos nos llega el momento de asumir las riendas de nuestras existencia. Es el momento de tomar el toro por los cuernos, como se dice popularmente, de romper el cordón umbilical que nos hace dependientes.
07:30
January 9, 2020
Pensamientos obsesivos: cómo controlar la mente traviesa
¿Ya te diste cuenta? Estamos en un nuevo año, pasamos a 2020 y el 2019 quedó atrás. Para bien o para mal, por bueno o por malo, lo que hiciste en los últimos 12 meses ya no lo puedes cambiar. Lo único que puedes hacer, que te conviene hacer, es soltar. Libérate de las culpas, del rencor, de esos pensamientos negativos que dan vueltas y vueltas en tu cabeza y te obsesionan. La mente, lo sabes, es maravillosa, pero también traviesa y caprichosa. Le gusta jugar con nosotros como si fuéramos unos juguetes, sus marionetas. Se divierte poniéndonos en situaciones que son incómodas, comprometedoras, y que a veces nos llevan a estados que ponen en riesgo la salud. Es algo a lo que estamos expuestos todos, sin excepción, cada uno en un grado distinto. Un pensamiento obsesivo es un recuerdo que permanece en la mente, en forma de palabras o de imágenes, y que aparece recurrentemente sin que podamos evitarlo. Ese es su poder. Por lo general, responde a una preocupación o un trauma del pasado o a algún evento del futuro que nos provoca ansiedad. Es una amenaza que la mente creó y que de cuando en cuando sale a flote.
08:06
January 7, 2020
Porqué es necesario aprender a pasar la página
Quizás sabes que mi actividad profesional principal fue durante muchos años el turismo, como propietario de una agencia en Tandil, la ciudad en la que nací y en la que vivo. Una actividad que, por fortuna para mí, me ha dado la posibilidad de viajar, de conocer el mundo, de aprender de otras culturas y, de manera especial, de adquirir el hábito de llevar un equipaje ligero, con lo estrictamente necesario. Los latinoamericanos tenemos una particular forma de ser, sobre todo, cuando viajamos. Armar la maleta debe ser una de las tareas más complicada para un viajero en nuestros países, porque ninguna le da abasto. A veces, y lo sé porque lo he visto, lleva prendas que con toda seguridad no va a usar por el clima, porque no habrá oportunidad o, simplemente, porque no tendrá tiempo. Sin embargo, la empaca, a las malas. Y no solo ropa, sino accesorios, o zapatos, o libros “por si un día estamos cansados de ir a la playa o llueve”. Es fruto de las creencias con que nos educan y del ejemplo de los mayores, por lo que vemos. Días después, de regreso a casa, cuando llega la hora de desempacar, nos damos cuenta de que no usamos la mitad de los artículos que llevamos.
07:28
January 2, 2020
Que este año tu prioridad seas tú
Quizás 2019 no fue el excelente año que te ilusionaba hace 365 días. Quizás 2019 te dejó más cicatrices por los malos momentos que huellas de instantes felices. Quizás 2019 te marcó por pérdidas que significan un vacío en tu vida. Quizás 2019 lo recordarás como un stand-byen tu vida, un año que te frenó camino de tus sueños. Quizás estés feliz de que acabe este 2019. La vida casi nunca es lo que queremos, pero no es fácil asumirlo. ¿Sabes por qué resulta tan distinta de lo que imaginamos? Porque las decisiones que tomamos y porque las acciones que emprendemos nos desvían del camino. Es fruto de los errores que cometemos, de lo que dejamos de hacer por miedo, por las creencias limitantes, por la forma en que programamos el cerebro. Cada vez que comienza un nuevo año nos llenos de expectativas: ¡queremos comernos el mundo!, queremos construir la vida perfecta, queremos cumplir todos y cada uno de nuestros sueños. Un mejor trabajo, libertad para disfrutar de lo que nos gusta, ingresos generosos provenientes de múltiples fuentes, salud y, de manera muy especial, el bienestar de quienes nos rodean.
08:32
December 31, 2019
¿2020? Haz que cada día sea una aventura irrepetible
Solo hay tres realidades permanentes en la vida del ser humano: la dinámica del cambio, la incertidumbre (miedo) por el cambio y la resistencia al cambio. Si aceptáramos esas realidades de buena gana, si entendiéramos que son ajenas a nuestro control, si nos enfocáramos más bien en sacar provecho de ellas para construir la vida que deseamos, lograríamos ser felices. Cada vez que comienza un nuevo año, en silencio, le rogamos a la vida que nos dé aquello que tanto deseamos: paz, tranquilidad, felicidad, abundancia, riqueza, salud, prosperidad, en fin. Sin embargo, 12 meses más tarde estamos agobiados, desilusionados, apesadumbrados, porque lo que obtuvimos fue distinto, fue mucho menos de lo esperado. Y así es cada año, cada 12 meses. Durante mucho tiempo, tropecé con la misma piedra. Producto de las creencias limitantes que me enseñaron en la niñez, que reforzaron en la juventud y que yo me di a la tarea de alimentar ya de adulto, tropecé con la misma piedra que lo hace la mayoría de las personas. ¿Sabes cuál? La de pretender que la vida sea algo lineal, que los buenos momentos sean permanentes.
08:12
December 27, 2019
Enciende tu luz interior en Navidad y Año Nuevo
A medida que se prenden las luces de la Navidad y del Año Nuevo, se apagan las de aquellas personas que tristemente ven cómo se consumieron otros 365 días y se sienten cada vez más lejos de la vida que sueñan. Ni hablar de los propósitos que se fijaron un año antes: no solo no los cumplieron, sino que también es probable que ni siquiera los recuerden. Y vuelva a barajar. Por lo que nos enseñan cuando somos niños, creemos que la Navidad es una época de alegría. Sin embargo, crecemos y nos damos cuenta de que no es así, no necesariamente. De hecho, me sorprende comprobar para cuántas personas estas fechas son, más bien, sinónimo de nostalgia y de tristeza: nostalgia por los que se fueron o nos dejaron, tristeza por lo que pudo ser y no fue. Ciertamente, la partida de algún ser querido o un amigo es un momento que deja una cicatriz que nunca vamos a olvidar. Sin embargo, ese es el curso natural de la vida y debemos aprender a aceptarlo y, más bien, a mantener fresco el recuerdo positivo de esas personas que ya no están en nuestra vida. Mantenerlas vivas en nuestro corazón es el mejor homenaje que podemos hacerles.
08:12
December 24, 2019
¿Felices fiestas? ¡Sí, sí, haz que sean felices!
Diciembre y sus fiestas, fuente de felicidad, pero también de un estrés agobiante. Los días se antojan cortos, parece que solo tuvieran 12 horas, y las tareas se acumulan. Pero, y eso es algo que María entiende a la perfección, las responsabilidades no dan espera, menos cuando está a cargo de un multidisciplinario cuerpo de médicos y, por añadidura, de pacientes impacientes. Diciembre suele ser un período caótico en las clínicas y hospitales y el que dirige María no es la excepción. Por cuenta de las bebidas alcohólicas y la euforia, las salas de urgencias se congestionan. Además, la programación de las cirugías es complicada y, por el afán de disfrutar las fiestas, los pacientes quieren curarse como por arte de magia, así sufran graves enfermedades. Y los médicos también aportan su cuota de estrés: coordinar los turnos es una hazaña, porque todos quieren estar en casa, con los suyos, en las fechas especiales. “Ellos saben que no puedo darles gusto a todos, pero aún así presionan y presionan. Entonces, como no se ponen de acuerdo soy yo la que debe tomar las decisiones y ahí es cuando me convierto en la mala de la película”.
08:13
December 20, 2019
5 acciones para que el futuro no te atormente
¿Sabías que la vida del ser humano, de la mayoría de los seres humanos, transcurre en medio de una paradoja? Me refiero a esa situación de cargar el lastre de eventos y experiencias del pasado, con sus culpas y resentimientos incluidos, y al mismo tiempo sufrir la ansiedad del futuro, de saber qué nos deparará la vida, de imaginar que nos puede ocurrir algo negativo. ¡Es una tortura! ¿Y sabes qué es lo peor de esa paradoja? Que destinamos el 95 % de nuestros pensamientos a situaciones o hechos ¡que no ocurrirán! Es lo que llamamos películas mentales, que nos atormentan y nos mantienen en vilo, que condicionan las creencias que tenemos y las decisiones que adoptamos. Por supuesto, son el origen del ciento por ciento de los problemas que enfrentamos. Te voy a dar un ejemplo: el racismo. Nos enseñan que las personas que profesan creencias distintas de las nuestras, como los musulmanes, son peligrosos porque son terroristas. Y todos los días somos bombardeados a través de las redes sociales y los medios de comunicación con mensajes que sustentan esta tesis, al punto que sin conocer a un musulmán ya lo odiamos.
08:09
December 17, 2019
Cuida el tono de cómo conversas contigo mismo
Una de las características del ser humano que quizás nunca llegue a entender es aquella de infligirse, es decir, causarse daño a sí mismo. En algunas ocasiones lo hace de modo inconsciente y otras, la mayoría, conscientemente, es decir, a sabiendas de que puede, incluso, destruirse. Sin embargo, lo hace una y otra vez, y otra más, y de formas tan diversas como es posible. Una de ellas, quizás de las más dañinas, es a través de los mensajes que nos enviamos, de la forma en que nos hablamos. A todos nos ha ocurrido que intentamos llevar a cabo una tarea, como la de configurar el nuevo teléfono celular, y no somos capaces. “Pero, ¡qué bruto soy!”, nos decimos en silencio, resignados a pedir ayuda. Y nos quedamos con esa idea: no podemos, no somos capaces. Quizás el ejemplo te parezca demasiado sencillo, pero la verdad es que encierra una realidad muy dura: no nos aceptamos tal y como somos, con limitaciones, y nos ponemos la vara muy alta, queremos ser perfectos. Cualquiera de los dos extremos es perverso, porque el mensaje que nos transmite es que no servimos. Así, entonces, despreciamos los dones y talentos que poseemos.
08:31
December 12, 2019
Del impulso al caos solo hay un paso
Como sabes, desde hace varios años trato de mantenerme el margen del vaivén de los medios de comunicación, de sus histeria, de sus mensajes que intentan perpetuar un modelo educativo y de valores que está caduco, que le ha hecho mucho daño a la sociedad. Eso, sin embargo, no significa que esté alejado de lo que ocurre, de fenómenos sociales que a todos nos afectan por igual. Y uno de ellos, que es una terrible realidad cotidiana en Latinoamérica, en especial en países como México, Argentina o Colombia, es la violencia contra la mujer. Es una enfermedad social de graves consecuencias que, si bien siempre ha existido, en los últimos tiempos se hizo visible. Y, por lo menos en lo que a mí especta, nos mostró algo que no deseaba ver, que me conmueve profundamente. Lo más terrible es que se trata de un mal que se cocinó a fuego lento durante mucho tiempo y, lo peor, con la complacencia de todos. Sí, porque, aunque nunca hayas realizado un acto de estos, así no hayas sido cercano a uno, si guardaste silencio o si elegiste mirar para otro lado eres cómplice. ¡Somos cómplices! Y nadie, absolutamente nadie, puede tirar la primera piedra libre de culpa.
08:15
December 9, 2019
Las emociones: un oasis o un tsumani
“¿Por qué? ¿Por qué a mí? ¿Qué hice para merecer esto?”. Cuando la vida nos golpea, cuando la realidad nos muestra su peor cara, es imposible no formularnos estos interrogantes. Que, además, son como echarle sal a la herida, porque en vez de ayudarnos a encontrar una respuesta contribuyen a incrementar la sensación de tristeza, a aumentar los daños colaterales. Una de las principales causas de las desdichas del ser humano es su deseo irreprimible de hallarle una explicación consciente a todo lo que le ocurre. Y sí existe, pero no en el lugar donde las busca, en su exterior. La respuesta está en tu interior, porque es de allí que surge cuanto te sucede en la vida, lo bueno y lo malo, lo positivo y lo negativo, lo constructivo y lo toxico. Es una ley de la vida. Sin embargo, por lo que nos enseñaron y por el ejemplo de nuestros mayores, por la presión de la sociedad en que vivimos, aprendemos a trasladar la responsabilidad. Se la achacamos a lo que llamamos destino, a los astros (el horóscopo), a la suerte, a un ser supremo o, en su defecto, a algo más mundano como el gobierno de turno, el precio del petróleo, a los vaivenes de la economía, en fin.
08:50
December 6, 2019
3 señales de que vas por el camino equivocado
Poco a poco se consumen los días y el calendario nos indica que este año pronto se va a acabar. Y no sé si es por costumbre, por estar a tono con los demás o simplemente por ingratitud con la vida, la mayoría de las personas está angustiada y, sobre todo, abrumada. ¿Por qué? Porque “este año no se hizo nada”, dicen, con un claro dejo de frustración. Una sensación muy desagradable. Recientemente, en una reunión con unos familiares, uno de ellos, precisamente, expresó esa queja. “No, Pablo, este no fue mi año. Todo me salió al revés y, si no se termina pronto, me voy a enloquecer”, me dijo apesadumbrado. En silencio, un poco sorprendido, escuché sus lamentos y me mordí la lengua para evitar hacer algún comentario que hiriera sus susceptibilidades. ¿Por qué? Porque lo peor que puedes hacer con una persona que asume esa actitud negativa y derrotista es llevarle la contraria. ¡Ahí se arma Troya! De hecho, las personas en esta posición lo que claman en silencio es que les permitan desahogarse, que los dejen sacar ese resentimiento que los carcome internamente, ese frustración porque son incapaces de darle un rumbo a su vida.
08:32
December 5, 2019
La prosperidad está en ti: no la busques afuera
¿Dinero? ¿Propiedades? ¿Empresas? ¿Posición social? ¿Lujos? ¿Vacaciones en parajes idílicos? O, más bien, ¿salud?, ¿paz?, ¿tranquilidad?, ¿relaciones sanas?, ¿abundancia?, ¿tus necesidades básicas cubiertas?, ¿generosidad para compartir con otros lo que eres y lo que tienes? Antes de dar una respuesta, por favor, no cometas el error de creer que se trata de una discusión bizantina. ¿Qué es para ti la prosperidad? ¿Lo material? ¿Lo espiritual? ¿Una combinación de ambas? Bien, comencemos por lo teórico, por la definición que nos brinda el Diccionario de la Lengua Española (DLE): “Condición de próspero”, primero; “Curso favorable de las cosas”, segundo; y “Buena suerte o éxito en lo que se emprende, sucede u ocurre”, después. ¿Qué opinas, estás de acuerdo? Profundicemos un poco, a ver si hallamos la respuesta anhelada: “Próspero, dicho de una cosa que es favorable, propicia, venturosa” o también “dicho de una persona o de una cosa, que tiene éxito económico”. No sé tú que piensas, pero estas definiciones teóricas están alejadas de lo que en la vida real es la prosperidad. Pero, no te preocupes: es algo que suele suceder con frecuencia.
08:00
November 28, 2019
Haz un pacto de silencio contigo mismo
Latinoamérica está convulsionada. Chile, Bolivia, Ecuador, México y Colombia, además de los ya conocidos problemas de Venezuela, alzaron la voz. Y Argentina, mi querida, Argentina, no demora en sumarse. A veces me invade la sensación de que el mundo entró en un estado de caos irreversible, pero me resisto a creer esa realidad, me resisto a ser parte de esa realidad. Algo estamos haciendo mal, muy mal, porque el rumbo de la vida no es el que deseamos. De hecho, está muy lejos de lo que deseamos. Desigualdad social, indolencia, elevados niveles de corrupción, una pobreza que avanza a ritmo acelerado y un inconformismo que, parece, llegó a su límite. Hay ruido por todas partes, gritos de desesperación, quejas, amenazas, voces de protesta. A veces, en la intimidad, acompañado solamente por mi gran amiga la soledad, reflexiono acerca de lo que hago, inconscientemente, para contribuir a este desorden. O, también, para ver cómo en mi vida diaria aporto para construir algo positivo, para sembrar semillas de abundancia, felicidad y paz que broten y den muchos frutos. Y, no te voy a mentir, las respuestas me preocupan.
08:07
November 27, 2019
El miedo al fracaso y otros fantasmas
Una de las situaciones a las que más nos cuesta adaptarnos a los seres humanos es aquella de lidiar con la forma en que nos ven los demás. Nos afecta lo que otros crean de nosotros, para bien o para mal, y eso nos condiciona, determina lo que pensamos y la forma en que actuamos. En especial, cuando la opinión que tienen de nosotros es negativa y nos invade el miedo al rechazo. Desde que somos niños, en casa o en la escuela, nos enseñan a estar pendientes del qué dirán los demás. Lo peor es que a medida que crecemos nosotros mismos nos encargamos de reforzar esas creencias, esos miedos, ese rechazo. Nos queremos ver bien, pero por encima de todo queremos que los demás nos vean bien, nos acepten, nos aprueben, una suerte de juego maquiavélico. ¿Por qué? Porque si nos aprueban, les concedemos el control de nuestra vida y nos la pasamos tratando de revalidar esa aprobación, es decir, les concedemos el poder de dominarnos. Y si, por el contrario, nos desaprueban, entramos en pánico y no sabemos qué hacer con nuestra vida. Entonces, nos dedicamos a buscar que cambien su opinión, nos sometemos a sus caprichos.
07:22
November 22, 2019
El superpoder del pensamiento positivo
¿Cómo hacen estos tipos para ser felices? ¿Qué tienen ellos que no tenga yo? ¿Por qué, a pesar de los problemas, esas personas viven sonrientes? ¿Qué he hecho yo para merecer esta suerte? Estas y otras preguntas por el estilo taladraron mi cerebro durante años. Me quitaron el sueño, la tranquilidad, la paz y convirtieron mi vida en algo insufrible, me pusieron al borde del abismo. Lo que más me mortificaba era darme cuenta de que hacía lo mismo que ellos, pero con unos resultados opuestos. Trabajaba de sol a sol, me esforzaba al máximo y hacía sacrificios, pero cuando llegaba el final del mes mi cuenta bancaria reflejaba una realidad diferente a la que yo esperaba. El dinero no me alcanzaba, no podía darme lujos, las deudas me tenían atrapado. Estoy seguro de que conoces a alguien que ha estado (o está) en esta situación, o quizás tú mismo estés en este espiral sin fin. Lo que más me angustiaba era que no comprendía qué era lo que marcaba la diferencia entre mi vida y la vida de otros, de los felices, si al final de cuentas hacíamos lo mismo. Cada noche, esa idea me molestaba, me provocaba pesadillas, y no podía evitarlo.
08:17
November 19, 2019
Hay que gozar la vida
El mañana, la semana próxima, el año venidero, el futuro… Ah, y el ayer, el pasado, ese lastre que nos encanta cargar sobre las espaldas. A los seres humanos nos preocupan tanto aquello que ya está fuera de nuestro alcance, como el pasado, como lo que todavía no llegó a nuestra vida, como el futuro. El ayer y el mañana son fuente de ansiedad, de infelicidad, de desesperación, de dolor. Es una paradoja enorme, porque la realidad es que tanto el ayer como el mañana no nos pertenecen. En cambio, al presente, lo único de que disponemos, el más grande tesoro que nos regala la vida, lo despreciamos. Vivimos en el presente, pero no lo disfrutamos, no lo aprovechamos, porque nuestra atención está atrapada en el pasado y viajando al futuro. Tengo que reconocer que no es un tema fácil de tratar, tampoco es una realidad fácil de aceptar. Esta es una de las creencias limitantes con las que nos programaron el cerebro cuando éramos niños y que se reforzó de múltiples maneras a medida que crecimos. Y cada día estamos sometidos a un incesante bombardeo mediático por parte de los medios de comunicación.
07:54
November 14, 2019
Las expectativas son una película de terror
La obsesión por el mañana, por lo que nos ocurrirá después, es una de las principales fuentes de decepción para cualquier ser humano. Si a eso le agregamos otra obsesión, la de controlarlo todo, la de dar por sentadas las cosas, la vida se nos convierte en una permanente desilusión. Las elevadas expectativas que nos fijamos se vuelven contra nosotros, como si fueran un búmeran. Un día cualquiera, mientras revisas tu perfil de Facebook, te enteras de una oferta de trabajo que, piensa de inmediato, está hecha para ti. Cuando das clic y entras a la página de la empresa para conocer más información, te das cuenta de que es la oportunidad que tanto has esperado, por la que tanto has pedido en tus oraciones. Sin poder evitarlo, esa opción te genera un gran entusiasmo. Enseguida, revisas tu hoja de vida y la envías al correo electrónico señalado en la oferta. Te haces la señal de la cruz antes de hacer clic en enviar y comienzas a soñar con cómo sería tu vida si se concretara esa oportunidad. Sin embargo, a medida que pasan los días y no recibes la ansiada llamada, ningún mensaje llega a tu correo y entras en desesperación, te llenas de malas energías y te invade la frustración.
08:01
November 14, 2019
A todo esto renuncié para poder ser feliz
Cuando te detienes un momento y vuelves la vista atrás, ¿qué ves? ¿A la misma persona que eras hace un año, hace 5 años, hace 10 años? La mayoría de las personas no nota cambio alguno, lo que les genera una sensación de tranquilidad: “sigo siendo joven”, se dicen para conformarse, pero la verdad es que deberían preocuparse porque significa que están frenadas, estancadas. La vida, en esencia, es movimiento: el segundo que acaba de pasar ya no existe y el siguiente es uno nuevo, y así sucesivamente. El ayer ya pasó, el día de hoy es único y el mañana será algo completamente distinto, y así sucesivamente. El agua del río, desde su nacimiento hasta donde desemboca en uno más grande o en el mar, siempre está en movimiento, siempre avanza. ¿Lo entiendes? Si no avanzas, ¿qué sentido tiene tu vida? Hasta el árbol, que permanece siempre en el lugar donde lo plantaste, se desarrolla y crece: extiende sus frondosas ramas, pierde las hojas en el otoño y nos regala unas nuevas, fuertes y largas, durante la primavera. Desde el día en que la semilla germina, siempre está en desarrollo, siempre cambia, siempre crece.
08:31
November 12, 2019
Pierde el control, deja que la vida fluya y ¡disfrútala!
El ayer, el pasado, ya fue; no lo puedes modificar y no te pertenece. El mañana, el futuro, está lejos de tu alcance; no sabes si vas a estar allí. Sin embargo, muchas personas cargan el pesado lastre del pasado y sufren por la angustia y la ansiedad que les provoca el futuro, mientras que desprecian el presente, su gran tesoro, lo mejor que tienen, pero que se les escapa de las manos. El mundo moderno es difícil para cualquiera. La rutina nos abruma, la cotidianidad es caótica y hay mil y una razones para estar alterados: el ruido, la contaminación, la agresividad de las personas, la convivencia, el hambre, el desperdicio de los recursos naturales, en fin. Sin embargo, lo que en realidad nos quita el sueño es el afán de controlar todo lo que sucede a nuestro alrededor. Las personas controladoras jamás consiguen ser felices, porque siempre están preocupadas por algo. Las atormentan los recuerdos del pasado, cargan con el lastre de relaciones tóxicas y quieren encontrar una explicación racional de todo lo que les ocurrió. No pueden soltar, viven atadas a un pasado que les hace daño y desconsoladas, aferradas a situaciones de las que salieron mal libradas.
08:01
November 12, 2019
Qué hacer cuando tu trabajo te pone en una encrucijada
¿Alguna vez que pasó que esperaste algo por mucho tiempo y cuando llegó se te convirtió en un problema? Es una sensación incómoda, desagradable, sin duda. A María le ocurrió hace poco, cuando fue ascendida a la Jefatura General de Internación en una clínica privada de Mar del Plata. Era su sueño desde hacía varios años, pero cuando la notificaron la vida se le volvió a cuadritos. La vida es irónica y, a veces, también es traviesa: juega con nosotros. Y, valga decirlo, tiene un negro sentido del humor. Eso era, precisamente, lo que enfrentaba María: había alcanzado el logro más importante de su carrera profesional, por el que tanto había trabajado, pero a la hora de la verdad no fue tal y como lo había imaginado. ¿Por qué? Iba en contravía de su vida personal. La vida del médico no es fácil: está sometido a constantes presiones y, lo peor, debe estar disponible 24/7 (24 horas al día 7 días a la semana). Por eso, a la mayoría de ellos les cuesta mantener una relación sentimental con alguien que no esté en este ambiente, que no entienda la naturaleza de su labor, que no comparta los sacrificios, que no pueda aceptar su dedicación.
08:08
November 9, 2019
El ‘trabajo ideal’, un peligroso círculo vicioso
La mayor parte de la vida, los mejores años de la vida, los dedicamos a trabajar. Al menos 45 años de la vida se consumen en labores profesionales, que pueden llegar a ser 60 si contabilizamos los previos, los de preparación académica en el colegio y la universidad. Sin embargo, el ámbito laboral es la principal fuente de malestar, de dificultades y, en especial, de infelicidad. “Estudia, esfuérzate y gradúate con honores en el colegio y en la universidad. Luego, consigue un buen trabajo, uno bien remunerado, y haz una carrera hasta que llegue la hora de jubilarte. Será, entonces, cuando puedas comenzar a disfrutar la vida”, nos enseñan. Y, por eso, generación tras generación, nos consumimos entre cuatro paredes, dejamos que nuestros sueños se extingan. Una de las creencias limitantes más fuertes que existen en la del trabajo perfecto. Lo primero que me pasa por la cabeza es preguntar ¿existe el trabajo perfecto? Lo segundo es que debo hacer una aclaración pertinente: jamás fui empleado, jamás estuve subordinado a un jefe, ni dependía de un salario. Es por lo que mi visión sobre el ámbito laboral quizás no sea la convencional.
06:50
November 1, 2019
¿Qué pasa cuando vives en función de los demás?
Cada día está más cerca el fin del año, otra vez. En el horizonte ya se vislumbran la Navidad y el Año Nuevo, fechas que para quienes practican estas tradiciones son sinónimo de felicidad. ¿De felicidad? Bueno, sí, pero también de agobio, de preocupaciones y hasta de tristeza y nostalgia. Ese es el caso de María: para ella, esta época es una carga más, mil responsabilidades más. A estas alturas, lo sé, el cansancio es evidente. Casi diez meses a cuestas y el lastre de muchas preocupaciones, de muchas frustraciones, de muchos sueños y propósitos que no hemos podido cumplir. Esa es una sensación desagradable que nos genera un caudal de emociones que, si no somos capaces de controlar y de canalizar, puede dañarnos la celebración, puede aguar las fiestas. Esos son, precisamente, los pensamientos que dan vueltas en la cabeza de María. Desde hace unos meses, ella tocó a mi puerta en busca de ayuda. Aunque nada material les hace falta a ella y a su familia, no tiene la vida que siempre soñó. De hecho, descubrió que en lo más profundo de su corazón hay un gran vacío que no puede llenar con nada exterior, y eso le roba la tranquilidad.
07:45
October 28, 2019
Cómo salir del tornado de preocupaciones que te agobia
¿Alguna vez escuchaste aquello de que en el desayuno se sabe cómo van a ser el almuerzo y la cena? Bueno, es cierto. ¿Y sabes algo más? Esa premisa aplica también para la vida y, si la incorporas en tu rutina de cada mañana al despertar estarás en capacidad de obtener la energía y la motivación necesarias para que ese día sea un buen día, uno que valga la pena vivir. Entiendo que la cotidianidad del mundo moderno no es fácil, no es cómoda. A veces, de hecho, es como una aplanadora que nos pasa por encima y nos deja maltrechos. Tenemos demasiadas responsabilidades, asumimos demasiadas cargas pesadas, nos imponemos metas demasiado ambiciosas. Vivimos a un ritmo frenético que nos impide disfrutar, que nos agota, que nos agobia. Cuando mi vida era un caos y a pesar de mis esfuerzos era imposible conseguir lo que deseaba, cada noche regresaba a casa exhausto, al límite de mis fuerzas, de mi resistencia. Física, mental y emocionalmente me encontraba al límite, pero no podía cambiar esa dinámica, no sabía cómo hacerlo. Creía que si descansaba durante la noche esta situación iba a cambiar, pero no era así.
07:20
October 24, 2019
7 claves infalibles para creer en ti
Las dificultades que una persona encuentra en el camino hacia la felicidad, hacia el éxito, hacia la prosperidad o algún otro objetivo que se haya trazado en la vida son variadas. Los miedos, las creencias limitantes, la educación, el ambiente en que esa persona creció y se formó y hasta los errores que ha cometido y que frenan su avance. Son factores que afectan en mayor o menor medida. Es, sin duda, una especie de carrera de obstáculos en la que unos son insalvables para algunos y otros, acaban con las ilusiones de algunos más. Para algunos sin insalvables los obstáculos de altura, mientras que, para otros, son los de extensión. Lo que el común de las personas desconoce es que, con un poco de práctica, con el entrenamiento adecuado, unos y otros pueden superarse. Quizás hayas visto en la televisión una competencia ecuestre o de canes. Hay obstáculos de altura, de extensión, de agua, con arbustos, con escaleras, con secuencias dobles o triples, en fin. En esencia, cualquier caballo o cualquier can puede superarlos si cuenta con la práctica necesaria o con el entrenamiento específico. La clave está en cómo cada participante los enfrenta.
07:43
October 24, 2019
10 grandes beneficios de reprogramar tu mente
personas a las que les formule esta pregunta me responderán, casi automáticamente, que no. Un NO rotundo, en mayúsculas. Sin embargo, si complemento con otras preguntas el resultado será distinto, porque muchas veces no somos conscientes del daño que nos causamos. ¿Fumas en exceso? ¿Eres sedentario y no cuidas la dieta? ¿Descansas mal? ¿Vives estresado y de mal genio? ¿No acudes a chequeos médicos con frecuencia? Si la respuesta es sí a alguno de estos interrogantes, verás cómo tú mismo te causas un daño quizás irreparable. No lo haces a propósito, no es algo consciente, pero hay un daño, a veces grave. Lo mismo sucede con la zona de confort. De la zona de confort se habla mucho en los últimos tiempos. Algunos creen que es algo parecido a un paraíso en el que todo lo que nos sucede es positivo y placentero. Como cuando estamos en vacaciones y nos vamos a la playa y nos tiramos sobre una toalla en la arena, a recibir el sol. Y no es así, por supuesto. Si así fuera, no tendría sentido salir de allí, nadie querría salir de allí.
08:03
October 24, 2019
Sin un plan, tampoco habrá resultados
Cada día te despiertas, te alistas, vas al trabajo o a la actividad a la que te decidas (puede ser el estudio) y por la noche regresas a casa, a descansar. Eventualmente, separas un rato para tomar un café con un amigo, o para ir al cine con tu pareja, o para visitar a tus viejos en casa. Y así son todos los días, uno tras otro, hasta que te invade la angustia: ¿por qué no avanzo, por qué? Una de las realidades más desoladoras del mundo moderno es que los seres humanos no sabemos ser felices. De hecho, el 99,99 por ciento de las personas ni siquiera sabe con exactitud qué es eso que llama felicidad, no sabe cómo alcanzarla. Peor aún, cree que se trata de un lugar lejano, algo así como la meta de una ultramaratón, pero nunca llega a ese punto y, entonces, nunca es feliz. Ahora, si asumiéramos la vida como si fuéramos un atleta de alto rendimiento y quisiéramos ganar una ultramaratón, quizás nos iría mejor. ¿Sabes por qué? Porque la persona que se anima a pararse en la línea de salida de una competencia como esta, que suele disputarse sobre 40, 50, 80 o 120 kilómetros, durante meses desarrolla un detallado y completo plan de entrenamiento.
08:07
October 21, 2019
3 hábitos para ser un gran equipo con tu pareja
La relación con nuestra pareja puede ser la mayor fuente de felicidad, la principal motivación y el apoyo más importante para un ser humano. O, también, puede ser fuente de conflictos que se traducen en intranquilidad, inseguridad e infelicidad. Por eso, y más en el mundo moderno del siglo XXI, necesitamos que esa relación sea armónica, fuerte, positiva y constructiva. Los roles del hombre y la mujer han cambiado radicalmente en los últimos tiempos. Nada que ver, por ejemplo, con los de aquella época en la que nuestros padres se conocieron, se enamoraron y se casaron. Las normas sociales eran muy distintas, en especial porque la injerencia de sus padres tenía mucho peso: había un futuro para la relación dependiendo de la aprobación de ellos. No había internet, no había teléfonos móviles, no había aplicaciones de mensajería instantánea. Todo se llevaba a cabo en vivo y en directo. Si querías invitar a salir a una chica, tenías que ir y pedírselo a ella, primero, y luego a sus padres. Nada de llamadas, nada de Whatsapp. Y, antes de recibir una respuesta, debías someterte a un interrogatorio de esos que el FBI envidiaría.
08:10
October 21, 2019
¿Mejor solo que mal acompañado?
Uno de los miedos más aterradores, de esos que queremos evitar a toda costa, es aquel de quedarnos solos, de sentirnos solos. El hombre, por naturaleza, es un ser social, es decir, está hecho para vivir en comunidad, que no es algo distinto a vivir con otros. En la teoría está muy bien, solo que a veces, muchas veces, en la práctica nos lleva a cometer un grave y costoso error. Si vives en algún país de Latinoamérica, seguramente escuchaste un popular dicho según el cual “Mejor estar solo que mal acompañado”. Si bien aplica a cualquier actividad de la vida, por lo general está conectado con las relaciones personales, en especial, las sentimentales. Se invoca después de una ruptura, en medio de ese dolor que nos produce la terminación del vínculo. En medio del despecho, de ese “te amo, pero también te odio” que nos da vueltas y vueltas en la cabeza, gritamos los cuatro vientos que es “Mejor estar solo que mal acompañado”. Sin embargo, apenas el dolor se atenúa, apenas la rabia se disipa, apenas se recupera la alegría, volvemos a bajar la guardia y, de nuevo, quedamos expuestos a andar en malas compañías.
08:05
October 18, 2019
Así es como tú puedes cambiar el mundo
El mundo no va bien, lo sabemos. El ser humano cada día es más insensible con su entorno, sean otras personas, otros seres o el medioambiente. A pesar de las contundentes evidencias de que estamos destruyendo el planeta, a pesar de las alertas que se prendieron hace tiempo, la gente no toma consciencia del daño que provoca y, peor aún, de las consecuencias que este acarrea. En los años 90, el grupo mexicano Maná lanzó un éxito que recorrió Latinoamérica y Europa. El tema se llama ¿Dónde jugarán los niños?, y la letra se refiere, específicamente, a este problema. ¿Qué clase de planeta les vamos a dejar a nuestros hijos, a nuestros nietos? O, mejor, ¿les vamos a dejar un planeta en el que puedan vivir? Honestamente, no me atrevería a aventurar una respuesta. El mundo está loco, lo sabemos. El ritmo de la vida moderno es frenético, estresante, y desde que nos despertamos hasta que nos acostamos nos someten a un bombardeo intenso. Contaminación, exceso de ruido, la agresividad de otros y, aunque queramos mirar hacia otro lado, una realidad agobiante. La pobreza, el maltrato a los animales, el desperdicio de recursos naturales y más.
07:30
October 18, 2019
No te des más golpes de pecho: ¡cambia!
“Por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa”. Llega el momento en el que los golpes de pecho son inevitables, independientemente de cuán dolorosos puedan ser. ¿Sabes cuándo ocurre? El día que te cansas de tropezar con la misma piedra y que, además, se derrumbaron también todas esas disculpas que habitualmente usamos los seres humanos para justificar nuestras acciones. Una de las realidades más apremiantes de la vida es aquella de vernos obligados a asumir la responsabilidad de lo que hacemos. Por lo que nos enseñaron cuando éramos niños, creemos que lo bueno (o positivo) surge de nosotros, mientras que lo malo (o negativo) viene del exterior: de otras personas, de las energías del universo, de alguna manifestación del ser supremo. Y dado que en términos generales son más las situaciones negativas en la que nos vemos involucrados cada día, nos pasamos gran parte de la vida buscando responsables o, más exactamente, culpables de cuando nos sucede. Así, entonces, vemos enemigos por doquier: en casa, en el trabajo, en las relaciones, en la naturaleza, en el gobierno, en la economía…
07:58
October 16, 2019
Pautas para la vida y la abundancia
¡Cuidado!: no hay un libreto perfecto para conseguir el éxito, no hay una fórmula mágica que te traiga abundancia, no hay un decálogo que te permita sortear las dificultades. La vida, y eso es algo maravilloso, es improvisación pura. Requieres un conocimiento, requieres experiencia, requieres práctica, pero cada situación que vives es distinta y debes aprender a adaptarte. Vamos a verlo de la siguiente manera, que quizás te provoque algún tipo de resistencia: ni siquiera tus padres, que te conocen bien, pueden decirte qué hacer en determinadas circunstancias, o cuál es el camino que debes seguir. Te pueden aconsejar, claro, te pueden decir cómo lo harían ellos, sin duda, pero la decisión y la responsabilidad corren por tu cuenta. Tus actos son la clave. De hecho, no es conveniente que, simplemente porque son tus padres, o tu pareja, o tu jefe, actúes como un dócil borrego y hagas caso de lo que te dicen otros, porque quizás no sea lo adecuado. Entonces, cuando tropieces, cuando caigas en el error, tú serás el que asuma las consecuencias, el que pague los platos rotos. Escucha, sí, pero toma tu propia decisión.
07:49
October 16, 2019
15 minutos para salvar tu vida
Si alguna vez condujiste un auto, sabrás que no puedes ir todo el tiempo a la misma velocidad. El camino te ofrece obstáculo, te obliga a dar vuelta en algunas esquinas y, de hecho, hay normas que te impiden avanzar a velocidades elevadas. Entonces, tienes que armarte de paciencia y, más bien, disfrutar el viaje mientras dura. No tiene sentido amargarse y tampoco, arriesgarse. A cada rato, cuando transito por la autopista, veo accidentes graves, autos que quedaron destruidos tras la colisión y el reporte de heridos, eventualmente, de una víctima también. Me detengo y le pregunto al oficial de la Policía de Carreteras cuál fue la causa del siniestro y la mayoría de las veces la respuesta es “Exceso de velocidad e imprudencia al volante”. En la vida ocurre igual: no podemos ir todo el tiempo a altas velocidades; es bueno que hagamos un cambio, que bajemos las revoluciones, que hagamos un pare. Bien se sabe que del afán solo queda el cansancio, algo que en estos días comprobé en carne propia: andaba a mil por hora en la tarea de adelantar un mi próximo proyecto y eso, unido a otras responsabilidades, me sobrepasó.
07:49
October 16, 2019
El éxito puede ser tu peor enemigo
Nos previenen sobre el fracaso, nos dicen que debemos evitarlo a toda costa y nos inculcan que fracasar es de perdedores. Nos crían para el éxito, nos impulsan para que hagamos todo cuanto esté en nuestras manos para conseguirlo y, si eventualmente lo logramos, nos congratulan. Sin embargo, siempre se les olvida lo más importante: enseñarnos cómo gestionar el éxito. Los seres humanos, a pesar de que somos ejemplares maravillosos dotados con herramientas y recursos ilimitados, solemos ser muy simples, a veces, arcaicos. ¿Qué quiero decir con esto? Que, por ejemplo, todo lo vemos positivo o negativo, blanco o negro, como si no hubiera una infinidad de tonalidades grises, de matices. Somos extremistas y, lo peor, nos encanta ser así. ¿Por qué? Porque ese extremismo es fuente inagotable de excusas. Sí, es el pararrayos perfecto para cualquier situación, el escenario ideal para ponernos y lucir el traje que más nos gusta: el de víctimas. Si algo anda mal, es por el gobierno, por el precio del dólar o del petróleo, porque hay luna llena, porque el universo conspira en tu contra o porque desde algún otro planeta te odian.
07:26
October 14, 2019
Una bendición o tu perdición: ¡tú eliges!
Aunque creas que estás solo, no lo estás. Salvo que vivas en una caverna escondida en unas montañas desoladas o en una isla desierta perdida en la inmensidad del mar. Por supuesto, sé que no es así, porque de lo contrario no estarías leyendo o escuchando esta nota. Por eso, también sé que estás expuesto, como cualquier otro ser humano, a la influencia de tu grupo de referencia. ¿Sabes de qué se trata? De las personas que te rodean, tu círculo más cercano: familia, amigos, compañeros de trabajo o de otras actividades de tu vida. Algunas son más cercanas que otras, con algunas hay más confianza que con otras, algunas están en tu vida desde hace rato mientras que otras acaban de llegar. Lo cierto es que todas, absolutamente todas, ejercen influencia en tu vida. En mayor o menor medida y, lo más importante, para bien o para mal. Es decir, de forma positiva o de forma negativa. En otras palabras, algunas merecen ser parte de tu vida, porque te ayudan a ser mejor, porque te convienen, mientras que otras deberían estar lejos, a esas habría que imponerles límites porque no están en sintonía con lo que necesitas y son un peligro potencial.
07:58
October 14, 2019
Si lo quieres en tu vida, ¡atráelo!
“¿Por qué esto me sucede a mí? ¿Qué he hecho para merecerlo?”. A diario, nos cruzamos con personas que están convencidas de que el universo confabula en su contra, que el destino las castiga. Viven atormentadas, frustradas, porque no importa qué hagan o cómo lo hagan, el resultado que obtienen es el mismo: el fracaso. Es una pesadilla que las persigue sin cesar. Debido a las creencias limitantes con que nos configuran el cerebro desde que llegamos a este mundo, hay algunos temas que son complicados de aceptar. El perdón es uno de ellos. El cambio es otro. Y la causalidad, también. ¿Sabes de qué se trata? La ley de causalidad, nos dice el diccionario, es aquella “en virtud de la cual se producen efectos”. Una causa produce un efecto. ¿Lo entiendes? Te lo voy a decir de la forma más sencilla posible: todo, absolutamente todo lo que te ocurre, es producto de lo que haces, de como actúa, de tus decisiones, de tus pensamientos. En otras palabras, tú y solo tú eres el único responsable de eso que llamamos destino. Quizás te suene duro, pero si busca un culpable por cuanto te pasa, solo mírate al espejo: ¡es él!
08:30
October 11, 2019
Si quieres ser feliz, ¡no hagas esto!
Ser feliz no es el final del camino, como nos enseñan desde cuando somos niños. Ser feliz es una construcción que hacemos a diario. Eso significa que ser feliz es el proceso, el camino. Esa es la razón por la cual la mayoría de seres humanos es infeliz y se va de este mundo con la frustración de haber desaprovechado la preciosa oportunidad que es la vida: ¡nunca supieron ser felices! La relacionada con la felicidad es una de las creencias limitantes más fuertes que nos inculcan de chicos. Nos venden un libreto que ya sabemos es mentira, porque en realidad nos conduce al objetivo opuesto: la infelicidad. “Estudia, crece, gradúate, entra a la universidad, estudia, crece, gradúate, consigue un trabajo, crece, forma una familia, trabaja y retírate”, es el libreto. Al final, solo al final del camino, nos dicen, está el premio, la recompensa. Sin embargo, la experiencia nos demuestra que no es así: vemos a amigos, a familiares, a conocidos que siguen ese camino y, cuando llega el momento del retiro y de disfrutar la vida, lo que aflora es la infelicidad. No saben qué hacer con su vida, porque el plan A que habían establecido resultó ser un engaño. Es muy doloroso, porque dedicamos la mayor parte de la vida, los mejores años de la vida, a una rutina que no solo es dolorosa, frustrante, sino que también impide que le demos valor a lo que en realidad es importante en la vida: lo que amamos y los que amamos. Dejamos de ver crecer a los hijos, de compartir con nuestra pareja o amigos, de dedicarnos tiempo a nosotros mismos, ¿para qué?
06:30
October 11, 2019
Nuestro trabajo consiste en ser felices
¿Cómo entender que el lugar o la actividad a la que le dedicamos casi un 30 por ciento de nuestra vida sea, justamente, el origen de los problemas que nos amargan la vida? ¿Sabes a qué me refiero? Al lugar de trabajo, a nuestro trabajo. A él le dedicamos por lo menos la tercera parte de cada día de la existencia, durante 40-45 años, y es una fuente de infelicidad de diversas formas. Lo primero que debemos convenir es que estas no son cifras definitivas, concluyentes, sino aproximadas. Cambia de acuerdo con el país y con la edad de las personas, pero corresponden a encuestas realizadas por organismos que gozan de reputación y credibilidad, como universidades en Estados Unidos, Europa y algunos países de Latinoamérica, y uno de ellos es Argentina. Por si no lo sabías, la actividad que más tiempo nos ocupa en nuestro por este mundo es dormir. ¿Eras consciente de esto? Otras son estar de pie y estar sentado. Piensa un poco: duermes en la noche y cuando te levantas estás en movimiento (de pie) o en reposo (sentado). Y así se nos pasa la vida, así se nos va la vida, sin que podamos evitarlo, porque somos como mansos borregos.
07:43
October 10, 2019
¿Crees que la vida te castiga injustamente?
Esa mañana te levantas, lleno de ilusión y esperanza, y no sabes qué puede ocurrir. La vida es una incertidumbre y no hay nada que podamos hacer contra eso. Sales de casa con ganas de que sea un día especial, lleno de satisfacciones y logros, pero cuando regresas en la noche parece que hubieran pasado años, décadas, porque tu vida ya no es la misma. ¿El motivo? Apareció el dolor. La vida es como una montaña rusa, un recorrido frenético en el que nos enfrentamos a riesgos, en el que reímos y al momento gritamos por el pánico de un descenso vertiginoso. Cuando termina el viaje y los carros se detienen, ves personas felices, algunas otras que no consiguen superar el impacto y otras más que lloran y juran que jamás volverán a subirse allí. La vida en esencia pura. Cada día, cuando abres los ojos y le agradeces a la vida por una nueva oportunidad, piensas que todo va a salir bien. Inclusive, lo intuyes. Sin embargo, no siempre ocurre lo que esperamos. Puede ser que, por ejemplo, en medio del denso tráfico automovilístico alguien te golpea fuerte, por detrás, y estropea tu viaje. Ver tu coche maltrecho te daña el día, te indispone, te provoca ira. Puede ser, también, que en la tarde te citan a una reunión no programada en la que te llevas una desagradable sorpresa: por los malos resultados de los últimos meses, la empresa debe hacer un recorte y tú eres una de las personas de las que van a prescindir. No lo esperabas, por supuesto, y lo consideras injusto, pero nada se puede hacer. Tu vida laboral se transforma en un problema. O puede ser, lamentablemente, que suena el celular y, del otro lado, una voz quebrantada por el llanto te da una terrible noticia: es tu esposa, para contarte que tu madre falleció. Aunque era una persona de avanzada edad, más de 80, gozaba de buena salud física y mental, se había conservado muy bien. Sin embargo, esa tarde su corazón su corazón grande y generoso, la traicionó.
07:53
October 10, 2019
La terrible sensación de una vida vacía
Tú los ves por la calle y van tranquilos, seguros, como si fueran los dueños del mundo. Algunos, con un poco de soberbia, miran a los demás por encima del hombro. Y hablan duro porque quieren que todos escuchen sus hazañas, sus logros, porque uno de sus principales objetivos es llamar la atención. Sin embargo, se trata de una apariencia, no es más que una vida falsa y vacía. Tú los ves por la calle conduciendo costosos autos de marca, sonrientes y con gafas oscuras. Algunos con la piel bronceada por el sol con el volumen de la radio en su nivel más alto, porque no quieren pasar inadvertidos. Suelen usar la bocina con frecuencia, porque les gusta hacer alarde de poder, les agrada sentirse importantes. Pero, por dentro llevan una procesión que los carcome. Tú los ves por la calle acompañados de una chica joven y hermosa que valide su inclinación por lo exclusivo o rodeados por un grupo de amigos que les hacen bromas a otros transeúntes, porque quieren que el mundo sepa que se sienten invencibles. Sin embargo, si los separas, si los ves uno a uno, son personas que libran una dura lucha interna y, lo peor, son conscientes de que van perdiendo. pablovallarino.com
08:19
October 10, 2019
Estos 10 malos hábitos son veneno puro
Hay un hábito que cultivé de chico y que todavía disfruto: es jugar en la pileta (piscina), en especial durante el verano. Recuerdo que cuando nos cansábamos de nadar o de jugar con la pelota, con mis hermanos, primos y amigos del barrio hacíamos carreras. ¡Sí, carreras en el agua!, una sensación distinta y divertida porque la resistencia del agua nos impedía avanzar con velocidad. Lo mejor es que casi nunca ganaba el más grande o el más fuerte, que por el peso se quedaba rezagado. Los pequeños, los más ágiles, en cambio, eran los que cruzaban la pileta en el menor tiempo. Y yo era uno de ellos. Descubrí que había una estrategia para evitar que el agua me frenara, que era avanzar encorvado, con todo el cuerpo prácticamente sumergido.
08:28
October 7, 2019
Pautas para la vida y la abundancia
¡Cuidado!: no hay un libreto perfecto para conseguir el éxito, no hay una fórmula mágica que te traiga abundancia, no hay un decálogo que te permita sortear las dificultades. La vida, y eso es algo maravilloso, es improvisación pura. Requieres un conocimiento, requieres experiencia, requieres práctica, pero cada situación que vives es distinta y debes aprender a adaptarte. ¿Prefieres escuchar esta nota? Vamos a verlo de la siguiente manera, que quizás te provoque algún tipo de resistencia: ni siquiera tus padres, que te conocen bien, pueden decirte qué hacer en determinadas circunstancias, o cuál es el camino que debes seguir. Te pueden aconsejar, claro, te pueden decir cómo lo harían ellos, sin duda, pero la decisión y la responsabilidad corren por tu cuenta. Tus actos son la clave. De hecho, no es conveniente que, simplemente porque son tus padres, o tu pareja, o tu jefe, actúes como un dócil borrego y hagas caso de lo que te dicen otros, porque quizás no sea lo adecuado. Entonces, cuando tropieces, cuando caigas en el error, tú serás el que asuma las consecuencias, el que pague los platos rotos. Escucha, sí, pero toma tu propia decisión.
08:17
October 5, 2019
Las lecciones del arcoíris del fracaso
Alegrías vs. tristezas, celebraciones vs. decepciones, risas vs. llantos, logros vs. frustraciones… ¿Llevas la cuenta de cada una? No, por supuesto que no, nadie lo hace. Sin embargo, si alguna vez contabilizáramos esos momentos nos daríamos cuenta de que son más, muchos más, aquellos con carga negativa. Quizás por eso, nos pasamos la vida tratando de evitar es que llamamos fracaso. Lo primero que debemos convenir es que nadie llega a este mundo con la misión de fracasar, o sin las herramientas necesarias para triunfar. Es como los automóviles: sin importar la marca, de la fábrica todos salen aptos para rendir, para recorrer kilómetros, para proporcionarle a su dueño una experiencia satisfactoria siempre y cuando reciba el cuidado y el mantenimiento adecuados.
08:06
October 5, 2019
El pasado no es una condena de por vida
Un día, las sombras se disiparon y pude ver la luz del sol. Durante años, mi vida transcurrió como si sobre mí, de manera permanente, se hubiera posado una pesada nube gris: estaba entre sombras y no podía disfrutar del brillo de la naturaleza, de otras personas, el mío propio. Sin embargo, un día desaparecieron para siempre y pude comenzar a vivir de una manera que no había soñado. ¿Prefieres escuchar esta nota? El gran mal de la sociedad moderna es que nos convencen de que estamos atados a un destino. Es decir, desde antes de que llegues a este mundo, ya hay un plan preestablecido para ti, uno que, para colmo, no puedes cambiar. Esa, amigo mío, ¡es una gran mentira! Nadie nació para el fracaso, como tampoco nadie nació predestinado para el éxito: cada uno hace camino al andar, ¡su camino! Como te lo conté en unas notas anteriores (La bendición de asumir las riendas de tu vida y Tú eres el arquitecto (el protagonista) de tu propia vida), desperdicié tiempo valioso de mi vida, los mejores años de mi juventud, convencido de que tenía la vida perfecta. Y un día, uno cualquiera, todo se derrumbó y descubrí que vivía inmerso en una fantasía de felicidad que era una mentira.
07:19
October 5, 2019
La bendición de asumir las riendas de tu vida
Después de tantas noches de insomnio, un día te despiertas y sientes como si hubieras vuelto a nacer. Sí, vuelves a disfrutar la luz del sol, dejas la oscuridad en el pasado y te levantas con más ganas que nunca: ¡te quieres devorar el mundo! Es, también, ese momento en el que te das cuenta de que tanto sufrimiento no tenía justificación y decides erradicarlo de tu vida. Por favor, no vayas a creer que fue algo que sucedió de la noche a la mañana, como un acto de magia o un milagro. ¡Nada más alejado de la realidad! Fue el primer paso de un largo proceso que todavía no termina, que quizás nunca termina. Fue, además, un período muy doloroso de mi vida, en el que me castigué de manera innecesaria y, lo más doloroso, frustré muchos de mis sueños.
07:51
October 5, 2019
Este es el mejor remedio para el alma
Uno de los grandes dilemas de la humanidad a través de los siglos es aquel de encontrar la felicidad. Una tarea harto difícil si concebimos que, de hecho, no conseguimos ponernos de acuerdo en ¿qué es la felicidad? Cada uno tiene su definición, su ilusión, y por eso no es posible fijar normas, crear estándares o dictar leyes al respecto. Se trata de una construcción propia. ¿Prefieres escuchar esta nota? De hecho, una de las principales dificultades es que concebimos la felicidad como si fuera un producto más, algo que pudiéramos adquirir en el supermercado o en la farmacia y tomarlo en pastillas. Es un mensaje equivocado (¿perverso?) que nos llega a través de los medios de comunicación (¿o de consumismo?), que nos dicen que la felicidad la podemos consumir a placer.
08:40
October 5, 2019
Se nos escapa la esencia de la vida
Estamos en el mejor momento de la humanidad. Más allá de los problemas que son innegables, de que hay mucha hambre, de que hay dolorosas desigualdades, de mucho que debemos hacer por otros y por el planeta, jamás habíamos contado con tantas herramientas y tantos recursos tan poderosos para llevar a cabo las tareas. En ese sentido, somos unos privilegiados. ¿Prefieres escuchar esta nota? La otra cara de la moneda es que estamos en el momento de más incertidumbre para la humanidad. A pesar de que contamos con herramientas y recursos que no hace mucho, tan solo hace 20 años, eran solo parte de la imaginación, vivimos agobiados. No sabemos cómo ser felices, estamos presos del miedo, estamos en permanente conflicto contra todo y contra todos. ¡Es un caos! Antes de continuar, hago una aclaración que me parece importante: parte de mi vida laboral está atada de la tecnología, pues hago negocios por internet. Es decir, requiero de la tecnología, me beneficio de ella. Quizás sea esa la razón por la cual la reflexión contenida en estas líneas me cala muy hondo: es un tema en el que corro el riesgo de no ser imparcial al ciento por ciento.
07:23
October 5, 2019
Quítale poder a lo simple que daña tu día
¿Sabes cuál es uno de los peores hábitos del ser humano en el mundo moderno del siglo XXI? Que el lunes, cuando comienza la semana, ya tiene puesta la mente en el viernes. Lo más aterrador es que se trata de un hábito, es decir, de una conducta adquirir y reforzada de manera consciente. En otras palabras, es una elección, una decisión que adoptamos libremente y reforzamos a diario. ¿Prefieres escuchar esta nota? El problema, ¿sabes cuál es el problema? Que comenzamos la semana con las ganas, la energía y la convicción al 1.000 por ciento, pero a medida que transcurren los días perdemos el impulso. Y llegamos al viernes pidiendo cacao. Peor aún, el anhelado fin de semana no nos alcanza para despejar la mente, para recuperar las fuerzas y llegamos así a otro lunes. Y vuelva a comenzar. No es que la semana haya sido un desastre, que todo haya salido mal. La mayoría de las veces fue un pequeño tropiezo, quizás un mal día, el que echó a perder tu semana. En la empresa no te aprobaron el aumento de salario que pediste, tuviste una dura discusión con tu pareja que los distanció, los resultados de los exámenes médicos que te tomaste no fueron alentadores.
08:39
October 5, 2019
La perversa obsesión por ser ‘perfectos’
Para muchas personas, vivir en una ciudad pequeña, en una población intermedia, es un motivo de insatisfacción. Sienten como si la vida las hubiera castigado al ponerlas en ese rincón específico del mundo. Nací y vivo en Tandil, un hermoso paraje con poco menos de 120.000 habitantes, que está rodeado por hermosas sierras y distante solo 170 kilómetros del océano Atlántico. ¿Prefieres escuchar esta nota? No es, ni mucho menos, el lugar perfecto. Hay graves problemas como el cualquier parte, hay pobreza y desigualdad social, hay carencia de educación de calidad y de oportunidades. Sin embargo, es una bella ciudad, con gente amable y trabajadora, con costumbres y tradiciones de las que nos enorgullecemos y con atractivos turísticos cargados de historia y de rica cultura. Es uno de esos lugares en los que, todavía, se puede vivir con relativa tranquilidad. Uno en el que es posible conocer por su nombre a los vecinos, al vendedor de diarios, al panadero. Uno en el que las distancias son cortas y, gracias a eso, la calidad de vida de sus habitantes es superior a la de quienes viven en las grandes y congestionadas urbes. Uno en el que tus hijos pueden crecer libres.
08:30
October 5, 2019
La soledad de estar MAL rodeados
Según cifras de la Organización de las Naciones Unidas, el planeta Tierra lo habitamos más de 7.000 millones de personas. De ellos, unos 650 millones estamos en Latinoamérica. Además, estamos en la era de la tecnología, de las hiperconexiones, del mundo globalizado, del derribo de las fronteras, pero también uno en el que el ser humano está agobiado por un mal terrible. ¿Prefieres escuchar esta nota? ¿Sabes a cuál me refiero? A la soledad. Nunca en la historia de la humanidad el hombre estuvo tan solo como ahora, y esa es una gran contradicción, una dolorosa contradicción. Gozamos de avances increíbles, de recursos poderosos, de herramientas fantásticas, todas diseñadas para acercarnos, para permitir que nos comuniquemos, pero cada día el ser humano está más solitario. Te puedes conectar vía internet con una persona que está literalmente al otro lado del mundo y, a pesar de la distancia y de la diferencia horaria, conversar como si estuvieran sentados en la sala de tu casa, o en una confitería. Vía internet, así mismo, puedes cursar una maestría o un diplomado de varias de las reputadas universidades del planeta, y obtener un grado acreditado.
08:55
October 5, 2019
Tres creencias que te impiden lograr lo que quieres
“Tanto si crees que puedes, como si crees que no puedes, estás en lo cierto”. Henry Ford, el autor de esta famosa frase, no solo fue el fundador de Ford Motor Company y el padre de las cadenas de producción modernas utilizadas para la producción en masa. Fue, sobre todo, un intelectual, un inspirador, un hombre que transformó su realidad gracias a su poco habitual forma de pensar. Ford nació en el seno de una familia muy humilde, en una granja ubicada por aquel entonces, en 1863, en el occidente de Detroit (hoy parte de Dearborn, en Michigan). Su curiosidad, espíritu innovador y tozudez para llevar a cabo sus ideas le permitieron superar las dificultades y cambiar ese ambiente poco favorable en el que había nacido, a pesar de la resistencia de otros.
08:37
October 5, 2019
El valor del difícil arte de ignorar
“En boca cerrada, no entran moscas”, reza un popular dicho. Habría que agregar que de una boca cerrada tampoco salen reacciones que después sean motivo de arrepentimiento. El problema es que solo nos damos cuenta de esto una vez se ha devuelto en nuestra contra el poder de las palabras hirientes, altaneras y sarcásticas. Y aprendemos el valor del difícil arte de ignorar. Lo que diferencia al ser humano de los animales es la capacidad de raciocinio, la posibilidad de realizar actos conscientes, de tomar sus propias decisiones. Sin embargo, en muchas situaciones, en muchas ocasiones, actuamos como si fuéramos animales: reaccionamos de manera instintiva, visceral, siguiendo un impulso emocional. Y, claro, no tardamos en darnos cuenta del error.
08:34
October 5, 2019
El arte de saber esperar (cultivar)
La vida es un suspiro, ¿lo sabías? Pero, cada suspiro puede ser una eternidad, ¿lo sabías? Es decir, desde el momento en que nacemos, todo el tiempo estamos expuestos a que la vida se acabe en un abrir y cerrar de ojos. Y, también, si así lo deseamos, podemos correr el riesgo de aprovechar cada segundo, de disfrutar lo maravilloso que la vida nos regala de mil formas increíbles. ¿Prefieres escuchar esta nota? La vida del ser humano en el mundo moderno no es tan cómoda como nos gustaría. Transcurre a un ritmo tan frenético, que la mayoría de las veces ni nos damos cuenta de lo que pasa. Es como cuando vas al cine y te exhiben un corto del pasado, con imágenes que corren a tanta velocidad que no es posible identificarlas. Y, lo peor, nos imponemos cargas muy difíciles de... https://pablovallarino.com
08:41
October 5, 2019
El aprendizaje que va del fracaso al éxito
El éxito y el reconocimiento son un espejismo. O, cuando menos, una verdad a medias. ¿Lo sabías? Vivimos tan obsesionados con el éxito, que solo nos preocupamos por el resultado. Así es en la vida, en el trabajo, en el deporte, en cualquier actividad. Si el resultado es positivo, asumimos que el protagonista es exitoso, pero no nos damos cuenta de qué hay detrás, de cuál es la realidad. ¿Sabías que a Walt Disney lo despidieron de un periódico “por su falta de imaginación y de buenas ideas?”. Bueno, poco tiempo después este personaje pasó a la historia como el gran creador de historias y fantasía. Su carrera fue la de un rey Midas que todo lo convirtió en éxito desde que estrenó Blancanieves, su primera película. Hoy es un modelo de creatividad y éxito. https://pablovallarino.com
09:33
October 5, 2019
¿Le encuentras el problema perfecto a la solución ideal?
La vida nos sonríe, siempre nos sonríe, aunque a veces ni siquiera nos damos cuenta porque miramos para otro lado, porque estamos enfocados en lo negativo. De hecho, aunque la vida les sonría a carcajadas, aunque tengan todo lo que necesitan y un poco más, son muchas las personas que no alcanzan la felicidad. Inclusive, son ellas mismas las que sabotean su felicidad. ¿Prefieres escuchar esta nota? Vamos a convenir algo que considero justo: no es fácil la vida en este mundo moderno. A pesar de que gozamos de comodidades que para generaciones anteriores era solo ciencia ficción, el ritmo frenético es fuente constante de problemas. Es difícil alcanzar tranquilidad y paz interior, es difícil lograr tus objetivos, es difícil conquistar tus sueños, es difícil vivir en abundancia.
07:34
October 5, 2019
Amor y sufrimiento son como el agua y el aceite
¿Qué sería de nosotros sin amor? Es lo más lindo de la vida, el alimento que nutre la existencia y el sentimiento que nos brinda felicidad. ¿Felicidad? Bueno, no siempre es así. De hecho, tristemente, cada vez son más las relaciones sentimentales, de amistad o de compañerismo que terminan mal y, peor aún, que son fuente de discusiones, de agresiones, de malestar, de sufrimiento. Es una terrible contradicción, porque amor y sufrimiento son polos opuestos, pero nos hemos dado mañas para hermanarlos, para fundirlos, para experimentarlos simultáneamente. Por cuenta de las creencias limitantes, por aquello que nos enseñaron cuando éramos niños, por el ejemplo que nos brindaron los mayores, aprendimos que el amor incorpora sufrimiento, y no es así. ¿Prefieres escuchar esta nota?
07:34
October 5, 2019
La vida que tienes, ¿se parece a la que deseas?
Cuando vas al baño y te paras frente al espejo, ¿a quién ves? ¿Cómo es esa persona? ¿Se parece a ti o es muy diferente? ¿Es la persona en la que sueñas convertirte o se trata tristemente de un impostor? Te lo pregunto porque yo también, en algún momento de mi vida, era una versión muy diferente a la que había soñado. Sinceramente, estaba lejos, muy lejos, de ser como deseaba. ¿Prefieres escuchar esta nota? Entiendo que la vida es un proceso y que, en consecuencia, siempre estamos en fase de construcción. De hecho, asumo que nunca vamos a conseguir la versión final, pues creo que solo nos acercamos a ella. Pero, así mismo, estoy convencido de que somos seres privilegiados a los que la naturaleza regaló dones y talentos ilimitados que nos permiten hacer lo que queramos. https://pablovallarino.com
07:41
October 5, 2019
¿Me regalas 16 minutos de tu vida? No te arrepentirás
No soy del tipo de personas que suelen hablar mucho de sí mismas y menos cuando se trata de mi trabajo. En ese caso, prefiero que los resultados hablen por sí mismos, que las personas que me dieron el privilegio de abrir la puerta de su vida para ayudarlos den fe de los logros alcanzados. Sin embargo, como toda regla tiene su excepción, esta vez voy a contarte un poco de mí. Bueno, no exactamente de mí, sino de lo que hago y de cómo puedo ayudarte, si me lo permites. Porque lo primero que puedo decirte es que hubo una época de mi vida en la que estuve hundido, metido en un oscuro hoyo del cual me resultó muy difícil salir. Sufrí mucho, fracasé muchas veces, les hice daño a las personas que me rodeaban y me provoqué mucho daño a mí también. https://pablovallarino.com
07:09
October 5, 2019
¿Qué harías si te ganaras la lotería?
La del título de la nota es una pregunta que todos, alguna vez, hicimos a otros; una que a todos, alguna vez, nos hicieron. Y las respuestas son muy variadas, por supuesto. Casi siempre están ligadas a adquirir bienes materiales para sí mismo o para su familia, a viajar por el mundo o a ayudar a entidades benéficas. Todos queremos vivir esa experiencia, pero, ¿qué pasa si se da? A cada rato, gracias a las ventajas de las comunicaciones modernas, vemos en internet la historia de personas que tuvieron la fortuna de ganarse la lotería. Bueno, al menos eso creían en aquel momento, que era una fortuna, porque después se convirtió en una desgracia. Dilapidaron el dinero, se dejaron llevar por los vicios y algunos hasta se vieron involucrados en delitos. https://pablovallarino.com/
07:55
October 5, 2019
Por qué quieres, lo intentas, pero no puedes
No hay sensación más frustrante, desgastante e inquietante para el ser humano que aquella de querer avanzar y no conseguirlo. En cualquier actividad en la vida, no importa cuál sea, muchas veces queremos dar un paso, el primer paso, pero no podemos levantar los pies. Pesan toneladas, como si fueran de concreto, y las alas también se niegan a abrirse para que podamos alzar el vuelo. Quieres dejar de comer en exceso, pero no puedes y, más bien, tratas de calmar la ansiedad y las preocupaciones con comida. Quieres aprender otro idioma, pero siempre que llega el momento de inscribirte estás sin dinero o ya te comprometiste para otra actividad en el mismo horario. Y así nos ocurre en las relaciones personales y en las sentimentales, y la vida se vuelve un círculo vicioso. https://pablovallarino.com/por-que-quieres-lo-intentas-pero-no-puedes
08:14
October 5, 2019
¿Sabes por qué tú eres multimillonario?
Cada día tiene 24 horas, o 1.440 minutos, o 86.400 segundos. Así es para ti, para mí, para todo el mundo. Sin embargo, muchas personas están convencidas de que no les alcanza el tiempo y se la pasan exclamando que necesitan días de 36 horas para poder cumplir con las tareas previstas y, sobre todo, para acabar con esa permanente ansiedad que produce infelicidad. Vamos a coincidir con que la cotidianidad no es fácil en el mundo moderno. ¡Vivimos en un mundo de locos!, a la carrera, como si la vida fuera una competencia, sin poder darnos tregua. Cada día es igual al anterior, de tal manera que lo único que hacemos es acumular frustraciones, desdichas y amarguras. Entonces, más que vivir lo que hacemos cada día es resistir, tratar de sobrevivir. https://pablovallarino.com/sabes-por-que-tu-eres-multimillonario
07:26
October 3, 2019