Pescadito

Pescadito

By IVONNE MONTEJO
Llevamos palabra que salva y transforma vidas. Acompáñanos a estudiar la Biblia y crece con nosotros!
Where to listen
Apple Podcasts Logo
Breaker Logo
Google Podcasts Logo
Pocket Casts Logo
RadioPublic Logo
Spotify Logo
Copiando el Modelo
   Qué significa que Moisés pudo ver el Tabernáculo antes de construirlo?    El autor de Hebreos nos da una pista muy importante cuando dice que el Tabernáculo y todo cuanto tenía lugar allí era simplemente figura y sombra de las cosas celestiales (Hebreos 8.5). Realmente cabe la posibilidad de que Moisés haya estado en la misma presencia de Dios y observado lo que hay allí, es decir, el Tabernáculo celestial, pues aún los líderes del pueblo que estaban con él experimentaron algo realmente sobrenatural en el monte, donde entendemos que vieron a Cristo y comieron con él (Exodo 24.9-18).    La palabra griega para figura aquí puede traducirse como tipo, ejemplo, señal, representación o copia. A su vez la palabra sombra designa una imágen imperfecta y poco detallada, apenas una silueta. La idea que debemos tener del Tabernáculo y de todo el sistema que lo rodeaba, es que no se trataba de una copia exacta del trono de Dios (lo que es evidente), sino de una representación humana y a grandes rasgos de él, que a su vez prefiguraba o anunciaba lo que tendría lugar más tarde, en la presencia del Dios Altísimo, adonde Jesús entró en su papel de Sumo Sacerdote para entregarse a sí mismo como sacrificio por nuestros pecados.
09:08
November 16, 2019
Santidad Contagiosa
Qué es la santidad y qué importancia práctica tiene para mí? Todos hemos escuchado hablar de esa mujer aguantona y noble que las malas lenguas llaman 'una santa'. Las iglesias católicas están llenas de imágenes de difuntos piadosos a los que sus practicantes llaman 'santos'. Seguro has escuchado la expresión 'mi madre era una santa' de boca de algún hijo agradecido que buscaba llamar la atención sobre la bondad de una madre dedicada y generosa. En fin, usamos la palabra santidad para describir pureza de carácter y valores morales elevados, pero es este en realidad su significado bíblico? La santidad es uno de los temas centrales del libro de Levítico. No existe otro libro de la Biblia donde puedas encontrar tantas menciones a las cosas santas. Siendo así, puedes estar seguro de que volveremos a tocar el tema más adelante. En el estudio de hoy vamos a encontrarnos con un caso de santidad contagiosa. Sí, escuchaste bien! Se trata de una santidad que se transmite al tacto, lo que no representa la regla, sino la excepción.
10:09
October 24, 2019
Guardianes del Fuego
El fuego que consumía los sacrificios de los israelitas no era un fuego común, sino que se había originado en la misma presencia de Dios y por lo tanto era un fuego especial! El fuego vino de Dios, sin embargo la ardua tarea de mantener este fuego ardiendo fue dada a los levitas, y específicamente a los sacerdotes. Te imaginas cuánta leña se requería diariamente a fin de avivar esta llama divina, y que no se extinguiera? Al igual que en el Tabernáculo del AT, la presencia del Espíritu Santo se describe en numerosas ocasiones como un fuego santo que arde en el interior del creyente nacido de nuevo. No sólo leemos en Hechos 2 sobre la aparición de "lenguas repartidas como de fuego" sobre las cabezas de los primeros cristianos reunidos en el Día de Pentecostés, sino que el apóstol Pablo escribe a los Tesalonicenses: No apaguéis al Espíritu (1 Tesalonicenses 5:19); y más tarde a su hijo espiritual, Timoteo: Por lo cual te aconsejo que avives el fuego del don de Dios que está en ti por la imposición de mis manos (2 Timoteo 1.6). El Espíritu Santo es un fuego que proviene de Dios, no un fuego común; sin embargo no deberíamos pensar que este fuego divino arderá invariablemente en nuestro ser sin la intervención humana. La Biblia nos enseña que este fuego puede ser avivado, pero también extinguido, de acuerdo con el mismo principio que encontramos en Levítico 6.13. Este fuego nos ha sido confiado a fin de que nos mantengamos cuidando y avivando su llama. Un mandamiento cristiano fundamental que algunos suelen ignorar es el que se encuentra en Efesios 5.18 donde se nos manda (no se nos sugiere, o se nos aconseja, sino se nos manda) a ser 'llenos del Espíritu'. Es cierto que el Espíritu Santo procede de Dios y no de hombre alguno, sin embargo la responsabilidad de ser llenos nos ha sido delegada a nosotros; de otra manera, cómo nos pediría Dios algo que es humanamente imposible de lograr?
10:47
October 15, 2019
El Principio de la Restitución
En muchas ocasiones el pecado crea una brecha en la vida de la otra persona, la cual no puede ser fácilmente superada con una sinple disculpa. Pensemos por ejemplo en el caso de una madre joven que abandona el hogar; aún se nos hace difícil imaginar una manera de compensar a esta familia por el dolor ocasionado. Si la misma persona regresara años más tarde para tratar de recuperar el amor de los hijos, qué crees que encontraría? En primer lugar, encontraría una gran cantidad de daño emocional que no ha sido restituído. Dicho de otra manera, la Biblia nos enseña que donde hay daños, debe haber restitución. Uno de los ejemplos más hermosos de restitución se encuentra en el Evangelio de Lucas 15.11-32, donde leemos la conocida parábola del hijo pródigo: un joven que decide heredar a su padre en vida y marcharse de casa para malgastar el dinero en toda clase de placeres y vicios. La historia cuenta que luego de quedarse sin nada, el joven terminó reducido a una situación humillante como mendigo criador de cerdos y decidió volver a su padre. Aún estaba lejos de la entrada cuando su padre lo vió venir. Al notar la decadente imágen de su hijo, el anciano fue movido a misericordia y salió corriendo a su encuentro. La Biblia relata cómo el padre, dejando de lado todo rencor, puso manos a la obra para restaurar el daño causado por el pecado de su hijo: 1. El padre abrazó y besó a su hijo al encontrarlo en el camino. 2. Mandó a vestirlo y calzarlo. 3. Le devolvió el anillo de la familia. 4. Hizo matar el becerro más gordo para él y lo recibió con una gran celebración. No fue el ofensor, sino el ofendido, es decir, el padre quien decidió dar un paso al frente para restituir el alma de su hijo, física y emocionalmente. Esta parábola nos ayuda a comprender la posición de nuestro Padre Celestial con respecto al hombre pecador. Básicamente, él sigue esperando el momento de correr hacia cada uno para abrazarlo y restaurar el daño causado por el pecado.
12:04
October 5, 2019
La Función de la Ley
El apóstol Pablo escribe acerca del papel de la Ley en el plan de salvación: Romanos 5.13 (RVR60) Pues antes de la ley, había pecado en el mundo; pero donde no hay ley, no se inculpa de pecado. Romanos 4.15 (NVI) La ley, en efecto, acarrea castigo. Pero donde no hay ley, tampoco hay transgresión. Gálatas 3.19 (DHH) Entonces, ¿para qué sirve la ley? Fue dada ...  para poner de manifiesto la desobediencia de los hombres, hasta que viniera esa «descendencia» a quien se le había hecho la promesa. Pensemos por un momento que estamos entrando en una habitación totalmente oscura y llena de escombros. Es posible que usted tenga un tacto privilegiado, pero aún así le garantizo que tropezará antes de que pueda dar tres pasos seguidos. Imagine que esta habitación es el mundo antes de que Dios revelara la Ley a Moisés. El pecado ya estaba presente, pero no había sido puesto al descubierto. Ya sea que usted sea consciente o no de él, el pecado le destruirá. Lo entienda o no, está ahí y le causará toda clase de problemas. Ahora piense que alguien ha llegado para limpiar los escombros. Qué es lo primero que esa persona tendrá que hacer? El o ella deberá primero prender la luz antes de que pueda retirar la basura. La luz es lo que revela todo lo que antes se encontraba oculto a nuestros ojos; de la misma forma, la Ley fue dada a fin de mostrarnos la realidad del pecado que siempre estuvo ahí. La Ley no es la solución al problema del pecado, la solución a nuestro problema con el pecado es Cristo! El es quien viene a limpiar la habitación! Sin embargo, la Ley nos permite ver el pecado y comprender nuestra necesidad de Cristo. Al entender cuál es la función de la Ley, usted y yo seremos capaces de comprender el resto de este libro de Levítico. Le advierto que nos encontraremos frente a frente con pasajes muy difíciles de asimilar para nuestra mente moderna. Una vez allí, será necesario recordar que hemos entrado en el terreno de la Ley. En este terreno todo pecado y toda desobediencia serán descubiertos y recibirán su justa retribución. Sin la gracia que se manifestó siglos después en la persona de Jesucristo, el pecado nos llevará inequívocamente a la muerte física y espiritual. Ahora que ya estás advertido, permíteme anticipar que no sólo te será difícil comprender algunos pasajes, también te sentirás profundamente dichoso y agradecido a Dios por su gracia y misericordia. Podrás identificarte con cada uno de los personajes en este gran libro, y darte cuenta de dónde exactamente te llevaría tu pecado de no ser por la obra redentora de Cristo en tu vida.
12:18
September 27, 2019
Fuera del Campamento
En los pasados episodios hablamos acerca de los diferentes tipos de ofrendas establecidas por la Ley de Moisés para el pueblo de Israel. Hasta ahora describimos el holocausto, la ofrenda de cereal o de granos y los sacrificios de paz. Vimos como cada ofrenda representa una arista o esfera distinta del sacrificio de Cristo: la expiación, la consagración y la reconciliación a través de su sangre. En el estudio de hoy hablaremos sobre las ofrendas por el pecado o por la culpa que se encuentran descritas en Levítico 4 y 7.1-10. Comencemos leyendo en el capítulo 3: “Habló Jehová a Moisés, diciendo: 2 Habla a los hijos de Israel y diles: Cuando alguna persona pecare por yerro en alguno de los mandamientos de Jehová sobre cosas que no se han de hacer, e hiciere alguna de ellas…” La frase “pecare por yerro”, que en otras versiones se ha traducido como ‘pecare involuntariamente o inadvertidamente’, se repite varias veces a lo largo de este pasaje y está estrechamente ligada con la naturaleza del término pecado, que en Hebreo significa errar al blanco, fracasar, o extraviarse. Los pecados a los que se hace referencia en este capítulo no son el resultado de un acto voluntario de rebelión abierta contra Dios, sino de la ignorancia, las debilidades y fracasos comunes a la naturaleza humana. La Ley de Moisés distinguía cuidadosamente entre el pecado que se comete en error y el pecado deliberado, es decir, que se practica con soberbia, premeditación y uso de la voluntad. Cuando una persona no ha conocido a Cristo, ella o él es considerado en un estado de ignorancia espiritual. El apóstol Pablo le escribe a Timoteo acerca de los pecados de su vida pasada: 1 Timoteo 1.12-13 NVI 12 Doy gracias al que me fortalece, Cristo Jesús nuestro Señor, pues me consideró digno de confianza al ponerme a su servicio. 13 Anteriormente, yo era un blasfemo, un perseguidor y un insolente; pero Dios tuvo misericordia de mí porque yo era un incrédulo y actuaba con ignorancia. Sin embargo, una vez que venimos a Cristo, entramos en un proceso de santificación; a medida que crecemos en el evangelio, ya no estamos más en ignorancia con respecto a la revelación de Dios. Es cierto que nunca vamos a desligarnos de la naturaleza pecaminosa mientras estamos en este cuerpo mortal; pero si realmente somos de él, hemos recibido una nueva naturaleza espiritual y no practicaremos el pecado de forma deliberada. Leamos Colosenses 3.5-10: 5 Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría; 6 cosas por las cuales la ira de Dios viene sobre los hijos de desobediencia, 7 en las cuales vosotros también anduvisteis en otro tiempo cuando vivíais en ellas.
14:17
September 15, 2019
La Mesa del Padre
En el estudio de hoy abordaremos el tema de las ofrendas de paz que se describen en los capítulos 3 y 7, vrs. 11-37 del libro de Levítico. Su nombre hebreo era zebaj shelamim, de donde la relacionamos con la palabra shalom, que significa paz. ¿Recuerdas cuál era el propósito de los holocaustos? Su propósito era la expiación por el pecado, por lo que la totalidad del animal se consumía en el altar. ¿Cuál crees que fue el propósito de las ofrendas de paz? La ofrenda de paz era una especie de comida festiva cuyo objetivo era el de expresar amistad, paz y compañerismo con Dios y con el prójimo. Generalmente se ofrecía voluntariamente en agradecimiento al Señor, pero también podía darse como resultado de algún voto especial. El animal en questión podía ser una hembra, o un macho sin defecto, del cual solamente la grasa era ofrecida al Señor. “Cuando alguno ofrezca sacrificio de ofrenda de paz al Señor para cumplir un voto especial o como ofrenda voluntaria, del ganado o del rebaño, tiene que ser sin defecto para ser aceptado; no habrá imperfección en él.” (Levítico 22.21) Ya habrás leido que la Biblia se refiere en numerosas ocasiones a la “grosura” o grasa, como la mejor parte de algo. La oveja de cola gorda, típica de las tierras bíblicas, se caracterizaba por tener una cola excepcionalmente larga y pesada, por lo que constituía un alimento exquisito y altamente apreciado. Pienso que es muy interesante que los antiguos israelitas se vieran obligados a ofrecer toda la grasa en lugar de comerla. Ellos no entendían mucho de nutrición y...
14:11
September 1, 2019
Mezcla de Actitud
    Recuerdas la historia de Caín y Abel? Crees que Caín se equivocó al ofrecer el producto de la tierra en lugar de una ofrenda de sangre como su hermano Abel? Qué me responderías si yo te dijera que ambos ofrecieron en realidad la misma cosa? Esto es Pescadito. Acompáñame!     Querido amigo, bienvenido nuevamente a nuestro estudio del libro de Levítico, el tercer libro de la Biblia. En el pasado episodio hablamos del holocausto, u ofrenda del todo quemada que tenía lugar por lo menos dos veces al día en al Tabernáculo de Reunión. La palabra hebrea para esta ofrenda es olah que significa ‘que sube’. En el estudio de hoy vamos a ver la ofrenda de granos o cereal, en hebreo minjah que significa ‘regalo’.     La ofrenda de granos se practicaba diariamente y muchas veces en combinación con otras ofrendas, especialmente el holocausto. A diferencia de este, sólo una pequeña parte de la ofrenda de granos era quemada en el altar, el resto servía como alimento para los sacerdotes, Aarón y sus hijos. En el capítulo 2 de Levítico se describen tres modalidades diferentes en las que podía prepararse. Ya fuera cruda o cocida, la Biblia menciona cuáles eran los ingredientes imprescindibles de las ofrendas de granos: flor de harina de trigo sin levadura, amasada con aceite de oliva, y sazonada con sal. Además, a la parte que se quemaba en el altar se le debía añadir incienso.     Quizá te estarás preguntando, qué podemos aprender de la ofrenda de cereal, de modo que sea relevante para nosotros hoy? Recuerda que la Biblia utiliza mucho el lenguaje simbólico.     Primeramente pensemos en el objetivo de esta ofrenda ‘regalo’. Algunos comentaristas afirman que esta ofrenda era representativa de una comida común, y que era tan básica que hasta una familia pobre podía darla. Al hacer esto cada día, como acto voluntario de adoración, el pueblo de Israel estaba reconociendo a Dios como el Proveedor de todas las cosas, especialmente del fruto de la tierra. A pesar de ser una ofrenda simple, el oferente podía añadir cualquier grado de amor y dedicación al prepararla.     Eso me recuerda la sencillez de los primeros cristianos, quienes se reunían cada día por las casas y en el templo para orar juntos y partir el pan con alegría y un corazón sincero. La simplicidad de su doctrina y la pureza de su fe, atraían cada día a los que habrían de ser salvos. Ellos no tenían ceremonias complicadas, ni programas cuidadosamente elaborados, ni abundancia de posesiones materiales, pero su testimonio revolucionó al mundo antiguo...
10:57
August 24, 2019
Holocaustos de Obediencia
   Qué imagen viene a tu mente cuando escuchas la palabra HOLOCAUSTO? Es posible que la relaciones con el nazismo, los judíos y la II Guerra Mundial. Quizá te sorprenderá saber que la Biblia habla de holocaustos en un contexto muy diferente.     En el episodio anterior hablamos sobre el principio bíblico de la expiación, y de cómo en la Ley de Moisés se establecieron oficialmente ciertos sacrificios de animales a fin de cubrir temporalmente el pecado del pueblo y permitir la comunión con Dios.  Establecimos que estos sacrificios fracasaron en remover la culpa del hombre, pero cumplieron una función primordial como precedente para el sacrificio perfecto del Cordero de Dios, quien se entregó voluntariamente para llevar el castigo que merecíamos en la cruz, a fin de reestablecer nuestra relación con el Padre.     El profeta Isaías habló inspirado por el Espíritu Santo aproximadamente 700 años antes del nacimiento de Cristo, y describió al Mesías esperado de Israel como el cordero designado para cargar con el pecado del pueblo:  “Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados. Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros. Angustiado él, y afligido, no abrió su boca; como cordero fue llevado al matadero; y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, y no abrió su boca.” (Is 53:5-7)    Volviendo al libro de Levítico, los capítulos del 1 al 7 detallan los diferentes tipos de ofrendas establecidas en la Ley de Moisés: la ofrenda quemada, la ofrenda de granos, las ofrendas de paz, la ofrenda por el pecado, y la ofrenda por la culpa. Nuestro objetivo durante estos primeros estudios será el de descubrir de qué forma estas cinco ofrendas prefiguran la obra de Cristo y cómo podemos aplicar los principios eternos de la Palabra de Dios en el contexto actual en el que vivimos.    En el primer capítulo del libro hallamos la ofrenda quemada... 
09:00
August 17, 2019
El Sustituto
   ¿Por qué Jesús tuvo que morir en la cruz? ¿De dónde viene la idea de que su muerte nos limpia de pecado? Hoy te llevaré en un breve recorrido por el primer capítulo del libro de Levítico para comprender la lógica detrás de estas afirmaciones. Acompáñame! En el pasado episodio, hablamos sobre el tabernáculo de reunión, la tienda sagrada sobre la cual descansaba la gloria de Dios. Más exactamente, el lugar del encuentro con Dios. Es él, y no el ser humano, quien toma la iniciativa; es él quien decide recorrer la distancia que los separa, y quien decide revelarse a sí mismo allí. El tabernáculo fue una idea de Dios; es Dios acercándose y habitando en medio de su pueblo. ¿No es esto increíblemente sublime?  El único Dios verdadero, el Dios creador del cielo y de la tierra, quien sostiene el universo, el Dios eterno, incomparable e indescriptible es también un ser relacional; el mismo que nos ha creado con la habilidad y necesidad de relacionarnos con él en primer lugar. Esto era el Tabernáculo, un lugar donde se establecía la relación entre Dios y el hombre; pero recordemos que Dios es Santo y no cohabita con el pecado, es más, él es enteramente justo y su presencia fulmina instantáneamente al pecador. ¿Cómo puede alguien acercarse a este sagrado lugar sin caer muerto al instante? La respuesta se encuentra en el principio bíblico de la expiación que significa “cubrir”. Seguramente te pasó alguna vez cuando eras niño que accidentalmente tiraste al suelo el jarrón favorito de tu mamá. Puede que en ese momento hayas pensado en una solución inmediata para esconder la evidencia y evitarte el castigo: algo así como ocultar los cristales debajo de la alfombra, o reemplazarlo por otro objeto similar, y que no se note la falta del jarrón.  Algo así sucedía en el Tabernáculo de Reunión. Dos veces al día, cada día, continuamente y de manera indefinida, el sacerdote tenía que ofrecer el sacrificio de expiación, donde un animal perfecto e inocente servía como sustituto por el pecado del pueblo y su sangre era rociada alrededor del altar a la puerta del Tabernáculo a fin de “cubrir” los pecados del pueblo.  Imagina por un momento cuán importante debió ser para el pueblo de Israel la expiación. Era la única forma de evitar el juicio divino. Pero, ¿qué tan efectiva era para realmente quitar el pecado? El autor de Hebreos escribe en el capítulo 10, versículo 11: “Bajo el antiguo pacto, el sacerdote oficia de pie delante del altar día tras día, ofreciendo los mismos sacrificios una y otra vez, los cuales nunca pueden quitar los pecados…” 
07:00
August 10, 2019
La Voz Desde la Tienda
 La Voz Desde la Tienda Llamó Jehová a Moisés, y habló con él desde el tabernáculo de reunión… (Levítico 1:1)      Nos encontramos ahora a las puertas del libro de Levítico. La primera frase denota el nombre hebreo del libro: Dios mismo llama a Moisés, esta vez desde el tabernáculo de reunión.       ¿Qué era el tabernáculo? Era una tienda portátil que acompañaba a Israel en su peregrinar por el desierto hacia la tierra prometida, pero era una tienda muy especial. El tabernáculo fue diseñado siguiendo instrucciones muy específicas de parte del Señor y estaba espléndidamente dispuesto y decorado para servir como lugar de adoración; pero más allá de servir como lugar de culto, el tabernáculo se consideraba la morada de Dios en medio de su pueblo.  Éxodo 25:8 Y harán un santuario para mí, y habitaré en medio de ellos.      El tabernáculo fue llamado la tienda de reunión entre Dios y su pueblo, la prueba visible del deseo de Dios de acercarse al hombre y convivir con él, y en medio de él.       El lugar más sagrado dentro del tabernáculo era el Lugar Santísimo, dentro del cual se encontraba el Arca del Pacto, un cofre de madera que simbolizaba la misma presencia de Dios. La tapa del arca, llamada propiciatorio, era una plancha de oro macizo con dos querubines o seres alados colocados frente a frente en cada extremo. El propiciatorio simbolizaba el trono de Dios y el lugar específico desde donde se escuchaba su voz. La misma gloria de Dios descansaba allí. Éxodo 25:21-22 Y pondrás el propiciatorio encima del arca, y en el arca pondrás el testimonio que yo te daré. Y de allí me declararé a ti, y hablaré contigo de sobre el propiciatorio, de entre los dos querubines que están sobre el arca del testimonio, todo lo que yo te mandare para los hijos de Israel.
07:23
August 5, 2019